Hoy se cumplen 180 años del nacimiento de Gustavo Adolfo Bécquer

Hoy se cumplen 180 años del nacimiento de Gustavo Adolfo Bécquer

En días como el de hoy es cuando me alegro especialmente de poder escribir sobre literatura. La razón, aquí: Hoy se cumplen 180 años del nacimiento de Gustavo Adolfo Bécquer, uno de los dos autores románticos que “resucitaron” el romanticismo en España. La otra escritora, cómo no nombrarla: Rosalía de Castro. Juntos revivieron el romanticismo, que había empezado su declive hacia 1850. Por esta razón, a estos dos autores se les clasifica como posrománticos.

Pero ocupándanos de Bécquer, resumiremos brevemente lo que su persona y obra significó para la literatura:

  1. Escribió muchísimas obras, pero sobre todo es conocido por sus “Rimas” y “Leyendas”, estas últimas escritas en prosa.
  2. Como buen romántico amó a varias mujeres: Julia Espín, Elisa Guillén y Casta Navarro. Con esta última se casó en 1861 y se divorció años después.
  3. Murió con poco más de 34 años, desgraciadamente. No pudimos disfrutar de su literatura mucho tiempo pero a pesar de ello se convirtió en un escritor bastante reconocido entre otros escritores.
  4. Aún así, su poesía fue publicada de forma póstuma, concretamente en 1871, ya que sus primeras poesías se perdieron en un incendio, por lo que Bécquer tuvo que volver a reescribirlas creando también otras nuevas, al que llamó “El libro de los gorriones”. Tras la muerte del autor, sus amigos y colegas, reordenaron dichos escritos y los publicaron bajo el nombre que se conoce hoy: “Rimas”.

“Rimas” de Bécquer

Sus rimas son poemas breves, de tono popular y con mucha musicalidad en sus versos. En ellas, se pueden observar perfectamente 4 bloques totalmente diferenciados:

  • Rimas I a VIII: Hablan de la poesía en sí, del acto de escribir del poeta. En ellas se refleja en muchas ocasiones la dificultad que tiene el poeta a la hora de encontrar las palabras adecuadas que expresen exactamente lo que se quiere decir.
  • Rimas IX a XXIX: Hablan sobre el amor esperanzado y alegre, el amor que se siente por primera vez e ilusiona.
  • Rimas XXX a LI: Estas por el contrario hablan del desengaño amoroso, y todo lo que esto conlleva.
  • Rimas LII a LXXVI: Sus temas más frecuentes son la soledad, el dolor, la tristeza y la desesperanza.

Gustavo Adolfo Bécquer

En estas rimas, Bécquer le habla a una mujer esbelta, de ojos azules (“tu pupila azul…”), de cabello rubio y tez blanca. Dice que es un amor frustrado e imposible, pero en ocasiones la mujer parece que es la propia poesía, aquella que no se alcanza, aquella poesía perfecta que se le resiste al autor…

La poesía de Bécquer se diferencia muchísimo de aquella poesía romántica previamente escrita. Bécquer, bajo un halo intimista y de misterio, huye de las rimas consonantes típicas de los versos románticos, y crea sus propias composiciones: más breves y cortas, más directas, más naturales, no tan forzadas ni adornadas,…

Él mismo decía esto de su poesía:

“Natural, breve, seca, que brota del alma como una chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una palabra y huye; y desnuda del artificio,… despierta las mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía”.

El simbolismo de su poesía y su esencialidad ejercieron una fuerte influencia en autores como Juan Ramón Jiménez o aquellos de la Generación del 27. Por tanto, se podría decir, que Bécquer fue un poeta adelantado a su tiempo, un precursor de movimientos posteriores, al mismo tiempo, que un romántico tardío.

A continuación os dejamos un documental sobre la vida y obra de G. A. Bécquer. Son tan sólo 15 minutos, merece la pena verlo:

Algunas de sus rimas (XXX, LIII,

RIMA XXX

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

RIMA XXXVIII

Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?

Los suspiros son aire y van al aire.
Las lágrimas son agua y van al mar.
Dime, mujer, cuando el amor se olvida,
¿sabes tú adónde va?

RIMA LIII

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!.

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
¡esas… no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así… no te querrán!


Un comentario

  1.   Teodora Leon Salmon de Amiot dijo

    Pues me ha gustado mucho escuchar el audio sobre la vida de Becquer y leer sus rimas. Ycomo amante de las letras, me gstaria recibir actualidades literarias.
    Yo tambien escribo y publico.
    Muchas gracias.
    Teodora

Escribe un comentario