Holy Terror verá la luz bajo el sello Legendary

Para los que no sepan de lo que estoy hablando, decir que Holy Terror ha sido durante bastantes años, un proyecto en el que se mezclaban a Batman con Al-Qaeda y Osama Bin Laden, de la mano de Frank Miller. Todo eso tuvo su semilla con los trágicos incidentes acaecidos el 11-S, y años más tarde, llegó Miller con una propuesta de novela gráfica de 122 páginas en la que “Batman le pateaba el culo a Al-Qaeda” según su autor. Esas declaraciones datan de 2006 en la WonderCon de San Francisco, Ni que decir tiene que algunos compañeros del gremio, como por ejemplo Grant Morrison, opinaron que semejante idea era una tontería supina. Tampoco es que a Miller le importen mucho las críticas a estas alturas, porque creo sinceramente que no queda casi nada de aquel hombre que asombró al mundo con cosas como The Dark Knight Returns, Daredevil: Born Again o algunos de los tomos de Sin City.

El caso es que pasó el tiempo y se empezó a rumorear con un cambio de nombre (Holy War) y con la posibilidad de que Batman no interviniera finalmente como protagonista. Allá por el 2008 el propio Miller era contradictorio en sus declaraciones pero decía seguir trabajando en la historia. Cuatro años después, en 2010, era él quién confirmaba lo que se venía rumoreando desde tiempo atrás “Ya no es un libro de DC. Decidí apartarlo porque ya no era una historia de Batman. El héroe está mucho más cerca de Harry el Sucio que de Batman. Es un héroe nuevo que he ideado que lucha contra Al Quaeda“. Ahora, tras muchos meses desde el inicio del proyecto y un sinfin de dimes y diretes, se anuncia a bombo y platillo el lanzamiento en septiembre de Holy Terror con el sello de Legendary Comics (bajo el auspicio de la productora Legendary Pictures), a un precio de casi 30 dolares, en un formato idéntico al de 300 (apaisado) y con un personaje llamado The Fixer llegando hasta donde se supone que no llegaba Batman. Habrá que ver si encuentra editorial que lo publique por estos lares, que seguramente que sí, pero no seré yo el que le de la pasta a Mr. Miller.


Escribe un comentario