Un hogar lleno de libros en la infancia indica un mayor salario de adulto

niños mirando libros

Una nueva investigación ha descubierto una fuerte correlación entre los ingresos de los adultos y si ellos crecieron rodeados de libros cuando eran pequeños.

Este estudio fue realizado por Giorgio Brunello, Guglielmo Weber y Christoph Weiss,  tres economistas de la Universidad de Padua. Para ello estudiaron a 6000 hombres de distintas nacionalidades, concretamente escogieron a hombres nacidos en nueve países europeos y llegaron a la conclusión de que los niños con acceso a los libros podían llegar a ganar significativamente más que aquellos que crecen con pocos o con ningún libro.

Estudiaron el periodo que va desde el año 1920 hasta 1956, un periodo en el que empezó a formarse la escolarización obligatoria en toda Europa. Se analizó si, a la edad de 10 años, un niño vivía en una casa con menos de 10 libros, tenía un estante de libros, una estantería con un máximo de 100 libros, dos estantes para libros o más de dos estantes.

Durante ese periodo estudiado, la investigación, publicada en el Economic Journal, encontró que un año adicional de educación aumentó los ingresos promedio de toda la vida de un hombre en un 9%. Por otro lado, los rendimientos variaron notablemente según el origen socio-económico.

Gracias a esta investigación se descubrió que los hombres criados en hogares con menos de un estante de libros ganaron sólo un 5% más, como resultado del año adicional de educación, comparada con el 21% más de aquellos que tenían acceso a muchos libros. Además, los que tenían acceso a los libros eran más propensos a obtener las mejores oportunidades en la ciudad que aquellos que no tenían libros.

Los economistas han ofrecido una serie de teorías para los resultados que han obtenido.

“Es posible que los libros sean más importantes porque animan a los niños a leer más y la lectura puede tener efectos positivos en el rendimiento escolar. Por otro lado, un hogar lleno de libros indica unas buenas condiciones socio-económicas”

El número de libros en las casas de los niños puede predecir de forma eficaz los resultados que tendrá en las pruebas cognitivas. Esto puede indicar un hogar que promueve habilidades cognitivas y socio-emocionales, las cuales son importantes para el éxito económico en la vida.

 


Un comentario

  1.   Alberto Díaz dijo

    Hola, Lidia.
    Gracias por tu interesante y curioso artículo. Deberían leerlo todos aquellos que desprecian los libros y que no los valoran nada o poco. Se llevarían una gran sorpresa. Tiene lógica la tesis que se plantea porque está demostrado que la lectura mejora el rendimiento escolar (además, aumenta la creatividad, retrasa la aparición de enfermedades neurodegenerativas, etc.).
    Por otra parte, si una familia dispone de poco dinero, tendrá que invertirlo en lo prioritario (comer, pagar la luz, el agua, la calefacción, etc.), con lo que los libros quedan, desgraciadamente, en un segundo plano.
    Asimismo, está comprobado que las personas con un mayor nivel educativo son las que habitualmente más leen (aunque esta regla no se cumple en el cien por cien de los casos). Y a mayor nivel educativo es habitual disponer de mayores ingresos. Todo está relacionado.
    Un saludo literario desde Oviedo.

Escribe un comentario