Hace 111 años…

pn

Hace 111 años, Chile parió a uno de los mejores poetas internacionales de todos los tiempos. Creo que ya diciendo esta frase todos saben ponerle nombre. ¿Es necesario decir que fue Pablo Neruda? ¡Pues sí, es necesario! Porque es un nombre que ni se olvida ni se debe olvidar.

Tal día como hoy, 12 de julio, pero del año 1904, casi estrenando siglo, nació este poeta. Su verdadero nombre era Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, y sólo con decir, para aquellos que no lo sepan, que fue Premio Nobel de Literatura en 1971, nos hacemos una idea de la importancia que ha tenido y tiene aún este autor para la literatura universal.

En este artículo no quiero extenderme en su vida, simplemente quiero darle un poco de “voz y voto”, recordando lo que mejor él sabía hacer: sus escritos y sus frases.

En el próximo vídeo, cuya duración es de unos 31 minutos aproximadamente, no sólo podrás descubrir gran parte de su obra sino que también podrás escucharla de su propia voz.

Pablo Neruda dijo…

800px-Moniz_Bandeira_e_Pablo_Neruda_new

  • Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.
  • Es tan corto el amor y tan largo el olvido.
  • ¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?.
  • Para que nada nos separe que nada nos una.
  • El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.
  • La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.
  • Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.
  • Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.
  • Las lágrimas que no se lloran, ¿esperan en pequeños lagos? ¿o serán ríos invisibles que corren hacia la tristeza?
  • Sembremos la llanura antes de arar la loma.
  • El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan.
  • No hay más destino que el que nos haremos a pura sangre, a mano.


Escribe un comentario