Gómez de la Serna: Buscando el lado místico del café

Gómez de la Serna en una tertulia del Café Pombo en el centro del dibujo y de pie

Ayer mismo hacíamos mención a la manía de Claudio Magris de escribir en cafés, en donde buscaba el aislamiento en medio de los demás, en donde, como decía, podía verificar su propia soledad.

Pero Magris no fue ni mucho menos el primero en elegir este tipo de lugares para llevar a cabo sus creaciones. Ramón Gómez de la Serna, el conocidísimo autor de las Greguerías, asociado siempre a los cafés en las que participaba en los apasionantes coloquios literarios de su época, llevó a cabo muchas de sus escritos en el mítico Café Pombo.

Al ser preguntado sobre si hallaba mejor la concentración en un café, el escritor comentó lo siguiente:

“En el café se escribe mejor y frente a todos los aspectos de las cuestiones. La luz fuerte de los cafés, luz de teatro en que se puede escribir, cae sobre el blanco del papel dándole una conciencia superior, porque en esa luz de los cafés hay un trasunto de almas de los demás confinadas en un aglomerado ameno y vivo”.

Sin duda, meditadas y profundas razones para sacar su estilográfica y sus cuartillas en su rincón preferido del local y entregarse por completo al arte de juntar palabras.

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – Tuitearte

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario