Gabo regresa a Macondo

gabo2.jpg

O al menos a Aracataca, ciudad natal del novelista y principal fuente de inspiración para la creación del Macondo literario. Hace tres días, García Márquez entraba en la localidad, acompañado por su mujer, familiares y amigos, a bordo de un jubiloso tren de vapor decorado con mariposas amarillas.

A su llegada el escritor recibió los espontáneos aplausos y vítores de sus paisanos, que entonces llenaban las calles y después acudirían en masa a los actos organizados por el ayuntamiento. Con esta cálida acogida terminaba un periodo de 25 años de ausencia.

Aracataca es una ciudad pequeña cercana a la costa norte de Colombia, con una economía deprimida y con, por lo que cuentan, casi ningún atractivo. Así pues, resulta normal que sus habitantes sientan fervor y orgullo por su hijo más ilustre y por su obra. Y tampoco sorprende que intenten aprovecharlos como activo turístico.

La casa donde nació el nobel es ahora un museo dedicado a su figura, y varias calles y edificios públicos han sido rebautizados con nombres extraídos de Cien años de soledad. En 2006 hubo incluso un proyecto para cambiar el topónimo de la ciudad, de Aracataca a Macondo-Aracataca, pero sus habitantes no lo vieron claro y el referéndum que se convocó no tuvo la suficiente participación como para que la iniciativa prosperase.

Esta visita de Gabriel García Márquez a la ciudad en la que creció se suma a los actos, eventos y reediciones que celebran sus 80 años de vida y los 40 de su obra maestra.

– Más información en:

http://news.google.es/news?hl=es&ned=es&ie=UTF-8&ncl=1154630414


Escribe un comentario