Francisco Casavella gana el Premio Nadal con la novela ‘Lo que sé de los vampiros’

casavella.bmpEl barcelonés Francisco Casavella ha ganado el Premio Nadal 2008, dotado con la cantidad de 18.000 euros, gracias a la novela “Lo que sé de los vampiros”, ambientada en el siglo XVIII cuando se produjo la expulsión de los jesuitas de España. El segundo clasificado ha sido para “El Club de la Memoria”, de la escritora y periodista sevillana Eva Díaz.

En “Lo que sé de los vampiros”, el protagonista, Martín de Viloalle, asume durante toda su vida la única decisión que ha tomado libremente, acompañar a los jesuitas expulsados de España en 1767. El mismo, pocedente de la aristocracia, acompañará a los jesuitas por Roma, los estados alemanes, Dinamarca y la París revolucionaria, al mismo tiempo que será miembro nada honorable de una sociedad marginal, filosófica, artística y estafadora dedicada a ir de corte en corte para entretener las necesidades secundarias de la clase aristócrata, ya sea gusto, sexo, intelecto y aburrimiento.

Francisco Casavella aseguró en la ceremonia que lo que más le gusta es escribir tragicomedias, y puntualizó que en su obra pretende “incidir en la identidad, definir los límites de la libertad y soportar el peso de la historia”. También admitió que los vampiros a los que se refiere en la obra son “sutiles” y recordó que cuando se habla de despotismo ilustrado se acostumbra a olvidar “el sustantiva despotismo” y que éste “predominó en el siglo XVIII”.

El escritor es autor de novelas como “El Triunfo” o “Un enano español se suicida en Las Vegas“, y también ha realizado guiones de películas como “Antártida” y “Susana”.

Por otra parte, el segundo clasificado es “El club de la memoria”, de Eva Díaz. Se trata de una obra que cuenta cómo una historiadora encuentra en la Filmoteca Nacional el diario de uno de los componentes del Club de la Memoria, un grupo de jóvenes escritores y autores que durante la II República participaron en las misiones pedagógicas para educar al pueblo español y que luego se vieron abocados al exilio.

Eva Díaz dijo estar “muy interesada” en la historia y esta novela reconstruye desde el presente ese periodo, que “no se conoce mucho, pero que fue un episodio valiente, llevando la cultura a los pueblos”. “Me interesa también el tema del exilio y la tragedia del desterrado” en este “país memoricida”, añadió, subrayando la “necesidad” de rescatar el pasado.


Escribe un comentario