Francisco Ayala y el arte de reescribir

Francisco Ayala

Lo cierto es que no todos los escritores llevan a cabo una reescritura de sus creaciones ya que algunos, los menos para ser del todo correcto, creen en el chispazo de la primera ocurrencia y dan por definitivos sus escritos nada más plasmarlos en el folio.

Sin embargo la mayoría de ellos observan y observan lo que han dado a luz para ver de qué manera pueden mejorarlo y gracias a esa práctica, que requiere por otro lado muchísima paciencia, pueden obtener las altísimas cotas de calidad que nos ofrecen en sus obras.

Este fue el caso de Francisco Ayala, que reconoce que las prisas nunca fueron algo que sintiese a la hora de escribir y que lo mismo le daba escribir poco o escribir mucho y repasarlo con ahínco con tal de no defraudarse a sí mismo bajando el listón de lo que sabía que podía llevar a cabo.

“A veces una frase es todo lo que he escrito en un día. Otras no, otras veces puedo escribir páginas, pero aún entonces cada página la reescribo, la vuelvo a escribir, la repito, y solamente cuando me parece que está en el límite de lo que yo puedo conseguir en cuanto a expresión la doy por definitiva”.

Sin duda, es una muestra de honestidad artística, de tesón y de afán de superación que dio sus frutos en la reconocida producción de este literato.

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – Waydn

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario