Flaubert, Madame Bovary, el juicio y el fuego…

Gustave Flaubert

Todo el mundo conoce la obra de Gustave Flaubert, Madame Bovary, la cual dio mucho que hablar en la época de su publicación y estuvo a punto de costarle al autor un serio disgusto, aunque sentó un precedente muy liberador para todos los escritores al separar legalmente las figuras de narrador y escritor de ahí en adelante.

Resulta que el libro, que contiene gran profusión de escenas sexuales y que habla acerca del adulterio, escandalizó a los más puristas y Flaubert fue llevado a juicio por ello.

Finalmente logró convencer a los jueces de que él no estaba de acuerdo con los actos de baja moral que se describían en el libro y tuvo que hacerles comprender que era una obra de ficción y que él como persona no era más que el creador del personaje depravado de Emma Bovary, a la cual presentaba ante los lectores como un ejemplo de lo que no se debe hacer.

Esta ingeniosa defensa, que no deja de ser lo más real del mundo, le sirvió para ser absuelto y dio además mucha fama al libro que se siguió vendiendo a mansalva.

No obstante tanto debió de escocer este capítulo al propio Flaubert que afirmó que le gustaría tener tanto dinero como para comprar todos los ejemplares y arrojarlos al fuego para no volver a oír hablar de ellos.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – ABC


Escribe un comentario