Federico García Lorca y las canciones populares

Monumento a Federico García Lorca en Madrid

El cinco de junio de 1898 nacía en la localidad granadina de Fuente Vaqueros uno de los poetas más importantes de la literatura universal: Federico García Lorca.

Su obra está profundamente marcada por la cultura popular de aquella Andalucía de principios del siglo XX atrasada y olvidada.  Tal vez, como consecuencia de su época, Lorca se dedicó durante algún tiempo a investigar, recoger e interpretar el cancionero popular español que tanto le marcó.

Para recordar el aniversario del nacimiento de Lorca, la Biblioteca Nacional este año ha querido destacar los fondos sonoros digitalizados que poseen de Federico García Lorca.

Por eso hoy han difundido en las redes sociales la Colección de canciones populares antiguas transcritas y armonizadas por Federico García Lorca, una lista de reproducción que recoge una serie de canciones populares interpretadas por La Argentinita con acompañamiento al piano por el propio Lorca.

Una conferencia sobre las nanas infantiles

El 13 de diciembre de 1928 el poeta de Fuente Vaqueros ofreció una conferencia sobre las nanas infantiles en la Residencia de Estudiantes de Madrid. En ella Lorca se plantea el concepto de las nanas infantiles desde un plano poético.

En esta conferencia resalta el carácter tradicional y popular de las nanas españolas, subrayando el hecho de que las nanas europeas tienen por objeto dormir al niño, mientras que las españolas buscan también herir su sensibilidad, muchas veces desde una “aguda tristeza”. Esta característica se presenta en diversas regiones de España como Asturias, Murcia, Castilla o Andalucía.

Pero también destaca que la canciones de cuna expresan también el acervo cultural y el sentir de un pueblo, denunciando las desigualdades y particularidades de la sociedad.

Son las pobres mujeres las que dan a los hijos este pan melancólico y son ellas las que lo llevan a las casas ricas. El niño rico tiene la nana de la mujer pobre, que le da al mismo tiempo, en su cándida leche silvestre, la médula del país.

El texto de aquella conferencia es de una gran belleza, como no podía ser de otra forma en Lorca, además de un estudio profundo y sentido de la cultura popular española.

Un trabajo gracias al cuál se popularizaron y salvaron canciones tan ligadas a la tierra como la Nana de Sevilla, una melodía que muchos hemos oído en algún momento sin saber porqué nos resultaba familiar.


Escribe un comentario