Fairy Quest: Jenkins, Ramos y el crowdfunding

Es curioso y gratificante comprobar como Internet está expandiendo las posibilidades de publicar de un nutrido grupo de autores de cómic, que hace años seguro que estaban hartos de llamar a las puertas de editoriales, sin obtener una respuesta acorde con sus expectativas. El fenómeno crowdfunding es una de las nuevas herramientas de que disponen los guionistas y dibujantes para dar salida a las historias que están en sus cabezas y que sus manos ejecutan con más o menos precisión. El crowdfunding no es otra cosa que la financiación colectiva o micromecenazgo de una obra, sea cualquier actividad artística, la fundación de empresas o cualquier cosa que se os ocurra. En este caso que nos ocupa, han surgido un montón de webs destinadas a proponer la financiación colectiva de proyectos de cómic. En España tenemos Verkami (en ella consiguió financiación el amigo J.A. Rubio para Renna) o Lanzanos. Fuera de nuestras fronteras, una de las más conocidas es por ejemplo Kickstarter. En ella es donde dos autores de la talla de Paul Jenkins y Humberto Ramos han querido colocar Fairy Quest, en busca de financiación para sacarla adelante.

Es más que llamativo que estos dos nombres hayan optado por esta opción en vez de publicar en una editorial, como hicieron recientemente con Revelations para Dark Horse. El caso es que se ve que hay buena sintonía entre Jenkins y Ramos porque además han colaborado juntos en Spectacular Spider-Man para la Marvel. La respuesta al porqué de esta decisión la da el guionista inglés en una entrevista en la que comenta que Fairy Quest tenía ofertas de varios editores, pero que finalmente la opción que escogieron resultó ser nefasta, porque la editorial que iba a hacerlo resultó que no pagaba a sus artistas. Jenkins habla de una editorial extranjera pero no da nombres. El caso es que con el trabajo empezado, optaron por hacer 1.000 copias para vender en Convenciones, y al agotarse es cuando se dieron cuenta que las posibilidades del proyecto eran mayores. Pero claro, para una tirada a gran escala, el dinero requerido es mayor y de ahí que acabaran por subir el proyecto a Kickstarter. La historia en sí habla de un lugar llamado Fablewood donde conviven diferentes tipos de mundos según sus historias (románticas, de detectives, de ciencia ficción, etc.), y la que se cuenta aquí compete al mundo de los cuentos infantiles. En ella tenemos a los personajes de toda la vida, y a un villano llamado Grimm (es evidente la referencia) que actúa de una manera dictatorial cuando alguno de sus habitantes se sale de lo que supuestamente debe hacer. De ahí, la más que posible rebelión que llevarán a cabo personajes como Caperucita Roja y el Lobo.

El dinero necesario para la tirada que tienen en mente Ramos y Jenkins es de 60.000 dolares, de los cuales ya se han recaudado a día de hoy, más de 40.000. El plazo expira el próximo 26 de mayo, con lo que tienen algo más de 20 días para llegar a la cifra deseada. Si queréis convertiros en mecenas de este proyecto con pinchar en este enlace, os llevará hasta la web para apoyar a Ramos y Jenkins en la financiación de Fairy Quest.

Fuente: Newsarama.


Escribe un comentario