Ezra Pound, el otro canto

pound

Gracias al blog de Mundo Cirigliano, debo la nota que a continuación trascibiré. Excelente modo de sintetizar al poeta, al hombre, al creyente que había por detrás de aquel místico Ezra Pound. No hay mucho más que yo pueda decir, más que agradecer.

Ezra Pound, el otro canto

No se debe maltratar a un poeta, mucho menos si con sus versos salió a cantar sobre los escenarios de las pequeñas y grandes muertes del mundo, haciendonos entender y sentir que nuestras vidas no son frías y que ningún viento helado merece arañar tu desnudez.

No se puede maltratar a un poeta, a un imaginador, a un imaginista, que le dio a la propia poesía y a la historia mucho mas que coléricos versos o destartaladas sílabas.

No se puede hacer descender a los infiernos a un alma que nos acercó un rato de paraíso.

¿En que cabeza, en que corazón cabe encerrar a un poeta en una jaula para dejar desvanecer su vida allí?

Es cierto, Ezra Pound se equivocó, apoyó al fascismo, pero también nos regaló el imaginismo y señales de amor como ésta:
Saliste de la noche

Con flores en las manos.

Vas a salir ahora del tumulto del mundo,

De la babel de lenguas que te nombra

El error de Pound no desató una guerra. Su alma dual rebotaba locamente entre la poesia y la barbarie, por suerte lo que sangró en el papel fue un poema y otro y otro, y ese fue el primer alarido que escuchamos de su boca.

Eligió vivir en Italia, apoyando al fascismo, martillando diatribas, ensayos y las mas fervorosa propaganda a favor de Mussollini y sus delirios. El día que cayó hizo muchisimo ruido y el mundo recuperó algo de luz, pero algunas heridas quedaron abiertas, heridas que no pararonn de sangrar.
Los partisanos ajusticiaron al Duce y no fue sólo la condena de un pueblo , sino de la humanidad toda . Pound – americano de idaho – fue encarcelado en el Centro de Adiestramiento Disciplinario Norteamericano de Pisa.

Apoyó al eje, creía que era la única manera de vencer a uno de los grandes enemigos de los mas débiles : la usura. Se equivocó, sin duda. Largó al zorro dentro del gallinero con su propaganda, pero su poesía no estaba contaminada , en ella uno aun podía ver y sentir la luz de un poeta.

Permaneció seis meses dentro de una jaula acompañado de una lata que oficiaba de baño o letrina y una luz sempiterna que nadie apagaría jamás. Allí transformó todo ese espanto en un poema mayúsculo y universal. Tambien sufrió reiterados ataques de histeria y miedo.
¿Merecía este ser una condena tan salvaje.?
¿Merecía Pound este padeciemiento.?
Seguramente No.
Lo cierto es que toda esa mugre la transformó en luz, como un alquimista de la vida, con el fuego inagotable del guerrero y así nacieron los Cantos Pisanos, por esta obra recibió el premio Bollingen de poesía, otorgado por el Congreso de los EE.UU.

A veces, con algunos artistas uno enciende cierta incorrección política pero a la vez reivindica correcciones del alma poetica, quiero quedarme con esto último.

Un poco de luz sobre el poeta que nos enseñó en largas y solitarias noches de lectura, vino y amigos que algunos artistas son hijos bastardos de la vida y a la vez padres de un poema universal y humano ( a pesar de sus horrores politicos ).


2 comentarios

  1.   DudaDesnuda dijo

    Palabras de Borges, vestidas para la ocasión:

    Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.

    Besos sin bombas

  2.   Libros dijo

    Bellísimo homenaje, por cierto. No conozco demasiado de la obra de Pound, pero ciertamente merece destacarse como personaje.

Escribe un comentario