Charlotte Brontë nació hace 200 años

Charlotte-Brontë

Un 21 de abril de 1816, la escritora Charlotte Brontë llegaba al mundo sin sospechar un ápice de lo que su futura vida como escritora le depararía.

La pérdida de su madre, su posterior traslado a las duras tierras de Yorkshire, o su internamiento en un colegio donde caería enferma de tuberculosis son algunos de los episodios que inspirarían la obra de una de las pioneras de la literatura feminista y, en concreto, de Jane Eyre, su novela más famosa.

Hermana de Agnes y Emily Brontë, autora de ese otro imprescindible de la literatura romántica como es Cumbres Borrascosas, Charlotte Brontë habría cumplido hoy 200 años.

Brontë y el feminismo prematuro

Jane Eyre

No soy un pájaro, ni estoy atrapada en una red: soy un ser humano, con voluntad propia

La cita extraída de Jane Eyre no sólo definía las intenciones de uno de los personajes femeninos más cautivadores de la literatura sino que, en cierto modo, expresaba parte de la visión de una mujer, Charlotte Brontë, oculta bajo un pseudónimo masculino en un tiempo en el que ser mujer y escritora eran dos conceptos de unión algo reñida.

Nacida en 1816 en Thronton, en Yorkshire (Gran Bretaña), Charlotte Brontë tuvo cinco hermanos, aliados junto a los que paliaba el tedio de las desoladas tierras de la campiña inglesa escribiendo historias e imaginando mundo alternativos, especialmente tras trasladarse al pueblo de Haworth.

Al morir su madre en 1921, Charlotte sería enviada junto a sus hermanas al Clergy Daughters, un colegio en Lancashire en el que todas cayeron enfermas de tuberculosis. La perturbadora atmósfera de la estancia serviría de inspiración para el centro Lowood de Jane Eyre.

Tras la muerte de dos de sus hermanas a causa de la tuberculosis, Anne, Emily y Charlotte se convertirían en una particular “Trinidad literaria” al escribir, cada una de ellas, sendas novelas que comenzaron a enviar a las editoriales bajo pseudónimos masculinos. La primera en ser publicada fue Jane Eyre (1947), historia narrada en primera persona por una joven maltratada que cae enamorada del misterioso patrón de la finca en la que trabaja como institutriz, el señor Rochester.

La novela, publicada por Smith, Elde & Company, se convirtió en todo un éxito de ventas, causando curiosidad en los lectores que querían conocer la identidad de Currer Bell, pseudónimo masculino utilizado por Charlotte en una época como la victoriana en la  que ser mujer escritora no estaba tan bien visto.

Tras hacer pública su identidad, las críticas entusiastas en torno a la novela mermaron, si bien el libro continuó vendiéndose bien durante los siguientes años, seguido de sucesivas ediciones.

A su vez, Charlotte, poco amiga de las reuniones sociales y el bullicio de Londres, continuó escribiendo desde Yorkshire su segunda novela, Shirley (1849), a la que seguirían Villette (1853) o El Profesor, novela escrita antes de Jane Eyre pero publicada en 1857.

Tras casarse con  Arthur Bell Nicholls, el curandero de su padre, Charlotte quedó embarazada hasta que un 31 de marzo de 1885 muriese junto al bebé que esperaba a causa del tifus.

Legado de Charlotte Brontë

Hermanas Bront

Retrato de la hermanas Brontë que se expone en la National Portrait Gallery de Londres. De izquierda a derecha: Agnes, Emily y Charlotte.

Jane Eyre es una de las novelas más influyentes de la literatura inglesa, pieza recurrente en los institutos y fuente de inspiración para otras escritoras contemporáneas como Sylvia Plath, pues además de inglesa, Jane Eyre era una novela feminista evocada por “los suspiros más profundos del alma”, según llegó a declarar un crítico a los pocos meses de la publicación.

A su vez, la obra más importante de Charlotte Brontë ha inspirado canciones, películas (la última versión, protagonizada por Mia Wasikowska y Michael Fassbender) y hasta obras de teatro.

Aprovechando el bicentenario de su nacimiento, la National Portrait Gallery de Londres expone el único retrato de las hermanas Brontë, encontrado en 1906.

A su vez, la vieja casa familiar de Haworth, en West Yorkshire, ha sido restaurada como museo, albergando visitas guiadas a cargo de la Brontë Society, la cual ha recuperado todo tipo de objetos pertenecientes a la familia.

Hoy se cumplen 200 años del nacimiento de Charlotte Brontë, artífice de la considerada como una de las grandes obras de la literatura inglesa y símbolo de un feminismo literario que, a pesar de los muchos prejuicios de la época victoriana, alcanzó un siglo XX en el que desplegaría su total  influencia sobre la cultura y las letras.

 


Categorías

Varios

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Víctor M. Valdés Rodda dijo

    Parece que hay un problema con la fecha, no es hoy sino el 30 de julio, supuestamente nació tal día pero de 1818

  2.   Víctor M. Valdés Rodda dijo

    Rectifico pues están hablando de Charlotte no de Emily

Escribe un comentario