Esa librería me está llamando

mujer entre libros

Imagina la siguiente situación: Estás andando por la calle o por el centro comercial de tu ciudad… Distraída/o miras los escaparates de las tiendas. Un chaleco muy bonito por aquí, un gorro muy calentito por allá, unos zapatos muy elegantes en este estante, una mochila perfecta para ir al gimnasio, y de repente, lo vislumbras, lo ves, lo miras y casi lo estás palpando ya… Es como un imán que ejerce fuerza hacia ti, que te arrastra, que te llama… Sí, ¡es un escaparate totalmente lleno de libros! ¡Oh my god!

Esa librería me está llamando. No puedes dejar de acercarte, y mientras caminas hacia allí, en esos 10 metros de distancia, te vienen mil pensamientos a la cabeza:

  • Carmen, tienes muchos libros ya… Pronto te envolverán y te comerán, te engullirán entre sus miles y miles de páginas…
  • Carmen, en serio tía, ¿cuántos libros pendientes de lectura tienes ya? ¿Otro más? ¡No!
  • ¿Y el ebook? ¿No te lo regalaron por esta razón? ¿Acaso sus 4 GB de memoria ya se han llenado de buena, bonita y barata literatura?
  • Las bibliotecas, estas siempre son una buena opción… De hecho, la opción más económica… ¡Va, retrocede!
  • Carmen, vienen fechas de comprar y gastar a tope, no puedes permitírtelo, va… ¡He dicho que retrocedas!

Pero en ese preciso momento, es cuando escuchas la orden, y te acercas a la librería aún con más energía y fuerza, desobedeciendo una vez más a la lógica y a la razón… Porque no hay nada más testarudo que una Leo con la mirada fija en algo, bueno sí, un/a Tauro, pero no nos vamos a meter en estos ‘fregaos’ esotéricos.

Así compre mis tres últimas adquisiciones literarias… O como yo las llamo, verdaderas joyitas literarias:

  • “La insoportable levedad del ser” de Milan Kundera.
  • “La náusea” de Jean Paul Sartre.
  • “Drácula” de Bram Stoker.

Y a tí, ¿nunca te ha pasado esto? Yo sé que de normal a la gente le pasa con la ropa o los complementos, pero mi fijación es otra, aquí cada loco con su tema.

¿Cuáles han sido tus últimas joyitas literarias? ¡Feliz fin de semana!


Categorías

Varios

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones, entre ellas la lectura. Agradezco un buen clásico pero tampoco me cierro... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Juan Pablo Avellaneda dijo

    Me sucedió hace 15 días con “La cuarentena” de Le Clezio y “Los viajes de Gulliver” de Jonathan Swift.

Escribe un comentario