Entrevista a Rafael Santandreu, psicólogo y autor de “Las gafas de la felicidad”

Rafael Santandreu

Hoy os traemos la entrevista a Rafael Santandreu, psicólogo y autor de “Las gafas de la felicidad” y “El arte de no amargarse la vida”. Este último fue todo un éxito de ventas el año pasado en España en la categoría de “no ficción” y pensamos que con “Las gafas de la felicidad” ocurrirá un tanto de lo mismo. Os dejamos con sus palabras.

AL: Antes que nada quisiéramos agradecerle el habernos concedido un poco de su tiempo para la realización de esta entrevista Rafael. Es uno de los psicólogos más conocidos actualmente en España, y no sólo por su terapias sino también por el éxito que tuvo el año pasado su libro “El arte de no amargarse la vida”, uno de los más vendidos por no decir el que más de la categoría de “no ficción” en España. ¿Por qué cree que ha tenido tanto éxito su publicación?

RS: Mi primer libro ha tenido mucho éxito porque es realmente eficaz. A mí no me gustan los libros de autoayuda porque los considero “colecciones de palabras bonitas”, pero no muy útiles. El tipo de psicología que yo hago se llama “terapia cognitiva” y viene respaldada por más de dos mil estudios publicados en revistas científicas. Muchos de mis lectores no solo han comprado un ejemplar de El arte de NO amargarse la vida, sino 10. Al ver el cambio que se produce en ellos, los regalan a familiares y amigos.

 

AL: Y decidió no pararse en esto de la escritura y hace unos meses sacó su segundo libro al mercado editorial, al que llamó “Las gafas de la felicidad. Descubre tu fortaleza emocional”. Yo personalmente aún no he tenido la oportunidad de leerlo. ¿Me haría un resumen breve de lo que puedo encontrar en el libro?

RS: Encontrarás las claves para cambiar tu carácter: para volverte fuerte a nivel emocional como lo es, por ejemplo, Stephen Hawking, el científico en silla de ruedas. Si cambias tu diálogo interno de forma radical, te cambian las emociones. Tendrás que practicar, hacer una media de una hora de deberes al día, pero el premio es la libertad y la plenitud.

Las gafas de la felicidad

AL: ¿Cree usted Rafael que las personas no somos capaces de ver la felicidad en los pequeños detalles y de ahí el título del libro?

RS: Ver la belleza de las pequeñas cosas es una consecuencia de la buena salud mental. Cuando estamos mal no apreciamos las maravillas del día a día. Pero la clave de esa salud mental es combatir la “hiper-exigencias”: decirte: “¡Debo hacerlo todo bien o muy bien o soy un maldito gusano de la peor especie!”. Si dejas de darte latigazos mentales, empiezas a respirar tranquilo y a calmarte… Ahí empieza la curación.

 

AL: He de confesarle que le sigo en el programa de Para Todos la 2, presentado por Marta Càceres y Juanjo Pardo, y escuchándole una vez pensé, que si tuviese la oportunidad de hablar algún día con Rafael Santandreu (deseo concedido, ¡gracias Genio!) le preguntaría qué es lo que piensa él sobre las 7 necesidades básicas descritas por Maslow, ya que usted cree que el ser humano “necesita” más de lo básico. ¿Qué tiene que decirme respecto a esto?

RS: la Pirámide de Abraham Maslow, destacado psicólogo de los años 50, dice que los seres humanos van ascendiendo de “necesidades” a medida que cubren lo básico. Por ejemplo, después de la comida y bebida, empiezan a desear entretenimiento. Después, un trabajo divertido. Después, amor auténtico… Yo subrayaría que no se trata de “necesidades” sino de “deseos”. Las “necesidades” del ser humano son sólo la comida y la bebida. Lo demás son siempre “deseos”, es decir, objetivos que pueden o no ser cumplidos. En caso de no serlo, podemos ser igualmente felices. Para ser fuerte a nivel emocional has de controlar la “necesititis”, la loca tendencia a convertir “deseos” en “necesidades absolutas”. Yo solo “necesito” la base de la pirámide de Maslow, la comida, pero no lo demás. No necesito un trabajo seguro, no necesito pareja, no necesito amigos… Sólo, en el campo, con lo básico, ya sería mega feliz.

 

AL: Leí por algún sitio (francamente no recuerdo cuál) que pronto conoceremos detalles del libro que escribe actualmente. ¿Es cierto? ¿Rafael Santandreu publicará un tercer libro?

RS: Estoy en él. Se trata de un libro que explicará cómo volverte fuerte a nivel emocional pero esta vez a niveles superiores. Esto es, tener tanta inteligencia emocional que conseguir el trabajo deseado esté chupado; que ligar sea facilísimo, hasta con pibones. Porque es cierto que la inteligencia emocional superior te da una ventaja competitiva bestial porque el conjunto de la gente está fatal: tienen miedos paralizantes en casi todos los ámbitos de sus vidas.

 

AL: No puedo evitar preguntarle su opinión sobre el libro y película de moda, “Cincuenta sombras de Grey”, en el que también aparece la figura de un psicólogo. ¿Ha leído el libro o ha visto la película? ¿Qué le parece? ¿Cómo trataría Rafael Santandreu, psicólogo, al Sr. Grey?

RS: No sé mucho de ese libro, la verdad. Sólo que al protagonista le gusta el sado y que al final la cosa acaba en plan historia de amor. A una persona que disfruta del sado, no le diría nada porque se trata de una actividad tan lícita como cualquiera. Con respecto a la idea de que el amor romántico es el gran redentor, ni de coña. El amor romántico está sobrevalorado. Lo verdaderamente fuerte es el amor hacia el mundo y los demás, en general.

 

AL: Y volviendo a temas más literarios, y como última pregunta, ¿con qué libro o libros ha disfrutado más Rafael Santandreu? ¿Qué publicaciones no pueden faltar en su biblioteca personal?

RS: Te voy a recomendar tres libros que para mí son cumbres literarias: “En la carretera (On the road)”, “Ponche de ácido Lisérgico” y “Despachos de guerra (Dispatches)”. Son joyas de la literatura moderna norteamericana, pero además, explican hechos reales que tienen que ver con la realización personal, los estados de conciencia, el amor, la vida y la muerte. Además, los tres siguen un transcurso filosófico y estético. Son como una cascada ya que los autores se fueron influenciando quizás a partir de El guardián entre el centeno de Salinger.

 

Nuevamente, gracias Rafael por esta entrevista y gracias también por los consejos y aportaciones que nos da cada semana en Para Todos la 2. ¡Un saludo!


Escribe un comentario