Elena Poniatowska habla con sus fans en El País

Elena Poniatowska

La escritora Elena Poniatowska, de máxima actualidad tras haber sido galardonada con el prestigioso Premio Cervantes, ha acudido al diario El País para mantener una charla informal con sus fans mediante el chat.

Estas son algunas de las respuestas más interesantes que la encantadora escritora ha dado a sus seguidores:

Para empezar ha sido preguntada por la receta para eliminar el clasismo y el elitismo de su país, México, a lo que ha respondido que “Yo creo que se elimina con la educación, porque finalmente los que son clasistas y elitistas son por lo general los ignorantes y los mal educados”.

Como no podía ser de otra manera, ha sido preguntada por los libros esenciales en su formación como escritora. Poniatowska dijo lo siguiente: “Mi formación ha sido francesa y de joven leía los grandes católicos franceses. Y obviamente me marcaron como lo marca a uno la educación religiosa. Hay una autora por la que tengo devoción que se llama Mercé Rodoreda, autora de La plaza del diamante”.

También ha revelado qué es lo que está leyendo en la actualidad: “Leo a un francés muy sabio que se llama Paul Valery. Porque uno de sus libros titulado Monsieur Teste es un gran conductor de conciencias”.

Finalmente fue preguntada por la autonomía de los personajes con respecto a su propio creador a lo que respondió que “Hay muchos escritores que dicen que sus personajes se van por donde ellos quieren y que no les obedecen. También muchos personajes se transforman como en el caso de Gregorio Samsa, de Kafka, y además algunos personajes saltan de una novela a otra. Por ejemplo Carlos Fuentes tuvo un personaje de Gabriel García Márquez en uno de sus libros. Así como Carlos Fuentes había obtenido el Nobel cuando se lo dieron a Gabo. Alfonso Reyes decía que todos lo sabemos entre todos y a veces también se puede pensar que todo lo hacemos entre todos, entre personajes y autores que pueden ser múltiples”.

Más información – Escritores en la web

Foto – LR21

Fuente – El País


Escribe un comentario