El retorno del Kiss Comix

Enorme noticia la que saltaba en las webs especializadas hace unos días. Y es que tras el cierre de una de las revistas señeras del cómic en general, aunque su temática fuera la erótica, los que esperábamos la vuelta del Kiss Comix a las tiendas vemos cumplidos nuestros deseos:

Kiss Comix, la revista de historieta erótica por excelencia, cerró sus páginas va a hacer un año, tras casi dos décadas de andadura y tocada por los nuevos hábitos de consumo, la crisis del kiosco y otras razones prosaicas que sería muy aburrido enumerar. Aquello fue el final de una etapa, pero nunca significó que la nómina de autores de talento que recorrieron sus páginas hubiera entregado las armas.
Hoy el cómic en general vive una época de fiebre creativa. Tanto la vieja guardia como las nuevas generaciones de dibujantes ofrecen historias estimulantes y variadas, los lectores están preparados para enfrentarse a todo tipo de obras y los libreros, los editores y la crítica saben que trabajan para un medio que crece en calidad y alcance. Ya sólo cuatro necios consideran la historieta un lenguaje menor.
Pero la oferta no era completa, en las estanterías quedaba un hueco por cubrir, el que dejó Kiss Comix tras su desaparición, el del cómic erótico.
El aficionado sin prejuicios ha estado echando en falta un cómic erótico de calidad, orgulloso de su condición y ambicioso en su cometido: deleitar al lector y algo más. Un cómic que no se ande por las ramas, que entienda que tan excitante puede ser sugerir como mostrar, un cómic festivo que sea capaz de satisfacer a lectores de ambos sexos, juntos y revueltos o en íntima soledad.
Bueno, pues ya está resuelto.
Tras una temporada de reposo y balneario, Kiss Comix vuelve y lo hace con ganas de fiesta, vestido de gala y ampliando su formato al álbum de lujo, en una colección trimestral que pretende reunir a los mejores dibujantes nacionales e internacionales que han incurrido en el género.
A partir de ahora, la novela gráfica va a ser más gráfica que nunca.
Permaneced atentos a este blog.

Fuente: Entrecomics.


Escribe un comentario