El retorno de Dientes de Sable

Hace unos años, más concretamente en el 2006, dentro de la colección de Lobezno (cuando creo recordar solo había una) hubo una trama entre los números 50 y 55 USA llamada Evolución, que en España recibimos en formato tomo dentro de la línea 100% Marvel. Allí, de la mano del irregular (tirando por lo alto) Jeph Loeb en los guiones y del por aquel entonces pujante ilustrador italiano Simone Bianchi, asistimos a una historia regular tirando a mala que tenía un final atractivo de cara a lo que el espectador deseaba ver. Como esto es pasado no creo que sea un SPOILER decir que en dicho final, Lobezno le cortaba la cabeza a Dientes de Sable.

Los años pasaron como ya he dicho, y como suele suceder en el mundo de los superhéroes, las muertes nunca (o casi) son definitivas. Y de buenas a primeras tenemos a Victor Creed en la colección de Lobezno y los X-Men. La explicación del retorno la van a dar los encargados de la decapitación, Loeb y Bianchi, en lo que el primero llama “la segunda parte de la historia comenzada en Evolución“. Tras todo este tiempo, los autores se vuelven a reunir para explicar el misterioso renacimiento de Dientes de Sable, y para ello, vuelve a entrar en escena el misterioso Rómulo, que ha estado presente en algunas tramas escritas por Daniel Way, pero que aquí vuelve a convertirse en pieza clave para entender como esa escena de la decapitación carece de importancia, más allá del efectismo, tras seis años.

Si es parecida a la primera parte de la historia que un servidor compró, no creo que lo vaya a poner entre las elecciones de la compra del mes.


Escribe un comentario