El regalo con doble sentido de Lord Byron a su editor John Murray

Lord Byron

Muchos de los editores de los grandes escritores… han intentado ir un poco más allá de lo que les correspondía en el plano económico aprovechándose del tirón de sus clientes y haciéndose de oro a su costa.

Pero no menos cierto es que, pese a eso, siempre les ha gustado ganarse el afecto de los autores, presumiendo de tener su amistad constantemente ante el resto de amantes de la literatura.

John Murray, editor de Lord Byron, creyó tener un motivo para presumir cuando Lord Byron se dejó un buen dinero en hacerse con una de las ediciones más caras y lujosas del momento de la Bilbia cristiana, la cual regaló al tal Murray, como expresión de lo que sentía por él, que Murray interpretó como afecto.

Como es obvio, el editor estaba encantado con este regalo que enseñaba a todos sus conocidos y que leía apasionadamente pensando que era un símbolo del cariño que Byron sentía por él.

Esto fue así hasta que llegó al último versículo del capítulo 18 del Evangelio de San Juan.

Allí, para su sorpresa había una corrección manual de Byron sobre el texto sagrado.

En la frase “Barrabás es un ladrón”, la palabra “ladrón” estaba tachada y en su lugar, un poco más arriba, Byron había escrito de su puño y letra otro vocablo que era… “Editor”.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Algún día en alguna parte


Un comentario

  1.   tmpocin dijo

    Jaja..me encantan este tipo de anécdotas…son geniales

Escribe un comentario