El Quijote, traducido del español al castellano

Perdonen el titular del artículo, pero siempre me hizo ilusión escribir algo así y la última obra publicada de Andrés Trapiello me ha permitido hacer este juego de palabras.

Don Quijote de la Mancha: puesto en castellano actual íntegra y fielmente por Andrés Trapiello es la última adaptación de El Quijote hecha por este reconocido escritor y experto en la obra cumbre de Miguel de Cervantes.

A pesar de que El Quijote es la obra cumbre de la literatura en nuestro idioma, son demasiadas las personas que reconocen no haberlo leído. La principal razón es la dificultad y la incomodidad en su lectura, ya que las ediciones de esta obra están plagadas de notas a pie de página con aclaraciones sobre palabras, costumbres y contextualizaciones históricas.

Ante esto siempre digo que es cuestión de adaptarse y que El Quijote es una oportunidad para el lector moderno de leer sin prisas por pasar la página, además de una forma amena de culturizarse sobre la vida y costumbres en la época de Cervantes.

No obstante, para cubrir esa velada demanda de textos modernos y adaptados del Quijote, Andrés Trapiello sorprende en el panorama editorial con una ambiciosa edición de la obra de Cervantes.

Andrés Trapiello

Coincidiendo con el centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote, Trapiello ha adaptado el texto íntegro de esta obra al castellano que hablamos hoy en día. Así, este libro pretende acercar las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza a todos los lectores que puedan disfrutar de ellas sin la dificultad de leerlas en el castellano de hace cuatro siglos.

Con prólogo de Mario Vargas Llosa y editada por Planeta en su sello Destino, esta obra es una versión rejuvenecida del texto original pero que no pierde su esencia.

El libro definitivo para que nadie tenga la excusa de no conocer las aventuras del Caballero de la Triste Figura.


Escribe un comentario