El primer volumen de “Los rostros de Victoria Bergman” arrasa en todo el mundo

El primer volumen de "Los rostros de Victoria Bergman" arrasa en todo el mundo

Otro libro para mi lista de pendiente es, sin duda, Persona, el primer volumen de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman, de Erik Axl Sund, el pseudónimo de unos suecos que entran en la escena literaria pisando fuerte, muy fuerte. Este libro, que se presenta como “un viaje a las profundidades de la psique humana”, llega de la mano de Reservoir Books, el sello más colorido y ácido de Penguin Random House.

Por lo que he podido leer, Erik Axl Sund, el tándem formado por los escritores nórdicos Hakan Axlander Sundquist y Jerker Eriksson, retrata la Suecia más gore en este thriller al que no le faltan asesinatos, violaciones, mutilaciones e infanticidios.  Y si te digo que llega pisando fuerte es porque en sus inicios, esta trilogía ya ha vendido un millón de ejemplares. De hecho, los derechos de traducción de este fenómeno internacional ya de han vendido a 38 editoriales de todo el mundo.

Persona  es una historia sobre cómo el ser humano puede ser un monstruo, pero también sobre cómo, con empeño, finalmente sobrevivimos a la barbarie, y no le falta psicoanálisis, locura, crímenes, niños extraños y escenarios enfermizos, y con el amor por encima de todo.

Sinopsis de “Persona”

 

La psicoterapeuta Sofia Zetterlund está tratando a dos pacientes especialmente difíciles: Samuel Bai, un niño soldado de Sierra Leona, y Victoria Bergman, una mujer de mediana edad con un profundo trauma infantil.

Entre tanto, el cuerpo mutilado de un joven aparece en un parque del centro de Estocolmo. ¿Ha sufrido terribles abusos? ¿Quién es el joven de origen extranjero? En primera instancia, la policía le da poca prioridad al caso. Sin embargo, muy pronto tiene lugar otro asesinato de características similares que hace pensar que tal vez se trate de un asesino en serie.

La inspectora Kihlberg y la terapeuta Zetterlund se verán formando equipo en la resolución de este y otros casos. A medida que su relación se estrecha, tendrán que enfrentarse a las mismas preguntas: ¿cómo es posible que en una persona afloren semejantes rasgos de inhumanidad?, ¿cuándo es la víctima la que se convierte en depredador?

¿Todavía no lo tienes? Puedescomprar Persona de Erik Axl Sund aquí.

 


Escribe un comentario