El Premio Nacional de Cómic de Cataluña no recae en un cómic

Pues si no había suficiente crispación con la que está cayendo, el fin de semana nos desayunamos con la noticia del fallo en el Premio Nacional del Cómic de Cataluña. Y esa no es la noticia que ya de por sí podría serlo, si no que el galardón de este año corresponde según un jurado ¿experto? en Carme Solé Vendrell por el libro ilustrado La Cruzada de los Niños. Y hay que volver a decirlo, libro ilustrado, no cómic. Puede ser muy merecido en el terreno de la ilustración, pero en una categoría creada ex profeso para englobar los trabajos en el campo de la historieta. En este sentido, las primeras voces en contra de la decisión del jurado escogido por el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA), han venido por parte de los profesionales del mundo del cómic vía Facebook y Twitter, o de cartas abiertas como la que Carles Santamaría (Secretario General de Ficomic) ha dedicado al tema. Como bien dice Santamaría, es curioso que el Premio Nacional sí que separe los ámbitos de cómic e ilustración, y en el caso de Cataluña, uno de los bastiones (por no decir la región más representativa) del cómic en España no se haga esta separación. Mención aparte merece la confección del jurado, entre los cuales no hay nadie medianamente relacionado con el mundo del tebeo, a no ser que sea de puertas para adentro de sus casas. En fin, otro dislate en tiempos donde parece que lo raro es la coherencia a la hora de tomar decisiones.

Fuente: El Periódico.


Escribe un comentario