El precio lo pones tú.

” A media tarde, cuando el sol deja de ser tan intenso, se camina de maravilla: además esrte tramo del camino es precioso. No hay casi gente caminando a estas horas. Camino solo, la tarde es perfecta. Me siento enormemente feliz, sonrío mientras camino. Me vienen a la cabeza rostros: mis padres, mi hermana, mis amigos…. incluso me da la sensación de escuchar sus voces . Creo que todos ellos estan preocupados porque yo estoy aquí solo, con 17 años, en un lugar que no conozco, pero me siento bien porque sé que en este lugar no me puede pasar nada. Tengo la certeza de que voy a llegar a Santiago y eso me anima a caminar cada día.”.

¿ Qué puede llevar a un joven del 200o a realizar el camino de Santiago peregrinando desde la playa de la Concha en San Sebastián y llegando a Santiago para abrazar al apóstol Santiago y ofrecerle pleitesía tras una ruta por los más diversos y pequeños pueblos, haciendo frente a carreteras, caminos de montaña , bosques, vacas rumiantes ,perros acechantes, rios, pantanos, tendinitis, escasas y copiosas comidas y descanso en albergues, polideportivos o casas particulares con la curiosa afrenta de gastar el tiempo de las vacaciones de sus 17 años en como repito hacer el Camino de Santiago?.

Sin duda alguna la búsqueda del yo propio , del individuo y de su voluntad y sin quererlo el encuentro con la de los demás, con la bondad, la compañía del que la da porque sí. Miguel Perles Alabau o también ” Perlegrino” decidió apostar por su diario personal y publicar a través de una iniciativa altruista el ” Diario de un joven perlegrino”, un retrato íntimo. sincero y en primera persona de lo que puede ser la pereginación hasta la tumba del apóstol y en la que se nota la inexperiencia de la juventud en el estilo y la forma pero que puede llegar a convencer por la candidez y realismo con el que ilustra las experiencias de sus aventuras.

La descripición de los paisajes es acotada puede que un tanto repetitiva pero no es la parte fundamental de la obra pues el paso por los pueblos y montañas son una mera metáfora del orden cronológico donde la auténtica brújula del joven es la constante profundidad en su fe que en poco más de 100 páginas te presenta una voz narradora en constante maduración.

No hay que eludir la fuerte convicción cristiana del que escribe, por algo el camino elegido y el tema a tratar, aunque bien creo que su intención no es la de convertirse en un best seller sinó en llegar a todos de una manera llamada ” El precio lo pones tú” iniciativa en la que el autor por sus propios medios ha llevado a término los gastos de autogestión en la edición, un símil muy romántico entre la forma de distribución y el contenido de lo que hay entre portada y contraportada.

Resulta una lectura provechosa en el sentido que nos da de seguir la lucha enlo que uno cree, en la que ocasiones puedes reflejar las que fueron tus expectativas de vida cuando eras adolescente y en las que se demuestra que no todos a esa edad piensan en vivir su juventud de manera diáfana, materialista y superficialmente. Algunos esperan y viven realizando sus sueños escribiendo por el mero placer de expresarse aunque sea en un humilde blog de literatura, en cafes frente a un cuaderno en blanco o siguiendo un diario mientras se hace el camino de Santiago.


Escribe un comentario