El placer de regalarse un libro…

Feria de libros

En estos tiempos que corren en que lo material lo es todo para la gran mayoría y en el que muchos viven y trabajan para poder darse caprichos caros como cacharros eléctricos de última generación, tuneamientos de coche u operaciones estéticas, uno se siente muy honrado y muy humilde al percatarse de que no hay nada que le llene más que dejarse un billete de los pequeños en un libro.

A veces te despiertas y piensas: “Hoy pasaré por la librería“.

Llevas un par de semanas apartando unos eurillos y con suerte podrás llegar a casa con un par de títulos nuevos debajo del brazo para amenizar las noches de los próximos días. Los miras, los tocas, los ojeas y deslizas tu nariz sobre sus páginas para oler el papel nuevo y sin estrenar (lecturas virginales) o para degustar el misterioso olor a hoja vieja de los libros de segunda mano (lecturas con experiencia y vicio…).

No importa cómo se haga esa adquisición: acudir a una librería de novedades, a una de segunda mano, comprar por internet, realizar un hallazgo en un rastrillo…

El caso es dar con la joya y sentir que puede ser tuya por un puñado de monedas. El resto de poderes adquisitivos (incluso los superiores) palidecen ante la posibilidad de saber disfrutar de comprarte un libro. No todos pueden hacerlo.

Hay cosas que no se compran con dinero.

Más información – Libros de bolsillo, el mejor formato para lectores de cama

Foto – Educación Orcasur


8 comentarios

  1.   Viajes de Primera dijo

    Totalmente de acuerdo… Vuelves a casa con la sensación de ser la persona más rica del mundo y empiezas a pasar las hojas o te deleitas en la portada con un cierto aire goloso… 🙂 A nosotros lo que más nos cuesta es decidirnos por uno o dos títulos… ¡Hay librerías en las que nos llevaríamos uno de cada!

    1.    Joaquin dijo

      Y la sensacion de buscar libros en los rastros que os parace? Ami me encanta parece que estoy buscando un tesoro

      1.    Diego Calatayud dijo

        Si, sin duda es de las más excitantes del mundo 🙂

  2.   Diego Calatayud dijo

    Si la gente como nosotros fuera millonaria… se haría una mansión solo para poder dar cabida a más libros… 🙂

  3.   Mariza Janeth dijo

    Yo soy loca de los libros, me encanta leer literatura, es màgico y eso q dices es cierto, los compro y què sensaciones q se tienen 😉

  4.   Diego Calatayud dijo

    Es que no hay nada como comprarse una buena novela o un buen poemario, verdad? 🙂

  5.   Emérita Mercado dijo

    Siento verdadero placer entrar a una librería, comprar libros aunque sean de segunda mano. Excelentes las publicaciones

    1.    Diego Calatayud dijo

      De hecho los de segunda mano tienen un algo especial verdad? Muchas veces cuando los compro me divierto imaginando en qué manos y qué recorrido habrá tenido ese libro…

      Gracias por el comentario amiga, esperamos verte a menudo dejando tu opinión en la web

Escribe un comentario