El personaje: Yamcha (Dragon Ball)

Llevábamos mucho tiempo sin hacer esta sección de personajes, que antes solíamos ver los viernes, pero nunca es mal momento para el regreso de una sección y esta entrega la protagonizará uno de los personajes con peor suerte de la historia del manga, un perdedor absoluto que muchos quisiéramos haber visto progresar algo más en la vida. Se trata de Yamcha, el “pupas” de Dragon Ball, el personaje más desaprovechado de la obra maestra de Akira Toriyama.

Empezó como el primer enemigo medio serio de Goku, que se encontró con él en el desierto mientras viajaba con Bulma y Oolong en busca de las bolas de dragón. Era un bandido que se dedicaba a robar las pertenencias de valor de los inconscientes viajeros, acompañado de Puar, un conejo-gato volador que aprendió la técnica de la transformación casualmente en la misma escuela que Oolong. En fin, después de un primer combate en dos partes del que Goku salió vencedor por puntos, Yamcha se unió a la pandilla y desde entonces fue uno más del bando de los buenos.

Especialista en no pasar de cuartos de final en los Torneos de Artes Marciales, el único combate en el que no hizo el ridículo fue contra Ten Shin Han, en la 22ª edición del campeonato, la segunda que se nos mostró en la serie. Aquel fue probablemente su mejor momento, aunque perdió por KO y con una pierna rota. Ya en la saga de los saiyanos perdería la vida, tras un descuido, por culpa de un saibaiman que se autoinmoló pegado a él, y desde aquel momento quedó claro que ya no era un valioso aliado, sino más bien un lastre para los demás. Él mismo lo vio y no volvimos a verlo participar en ninguna lucha.

En la saga de los androides ni siquiera tuvo la oportunidad, pues fue atrapado por A-20, el Dr. Gero, que le atravesó el pecho en una escena ciertamente escalofriante y no lo mandó de vuelta con Kaito de milagro y gracias a las judías mágicas.

En el terreno de los ligues es difícil decir si era un fracasado o no, ya que tras haber superado su fobia a las mujeres, al principio de la historia, tuvo una relación intermitente con Bulma, que al final se enamoró de Vegeta y tuvo con él a sus dos hijos, pero para el mujeriego de Yamcha no fue una gran tragedia, y en este sentido las cosas no le fueron nada mal.


Escribe un comentario