El personaje: Piccolo

El personaje de este viernes vuelve a ser uno de Dragon Ball, serie de la que llevábamos tiempo sin hablar. Se trata de uno de sus personajes más populares y uno de los más tempranos casos de cambio de bando que se produjeron en la obra maestra de Akira Toriyama: es Piccolo, antiguo rival mortal de Goku y posteriormente valiosísimo aliado.

En una de las mejores ideas para la creación de un personaje que tuvo Toriyama, Piccolo es la reencarnación y al mismo tiempo hijo de Piccolo Daimao, el primer enemigo realmente temible de esta mítica historia. Lo vimos enfrentarse a Goku en el 23º Gran Torneo de las Artes Marciales con el objetivo de matarlo y dio lugar a uno de los mejores combates que hemos visto.

Goku le perdonó la vida, como es habitual en él, y años después se veía forzado a aliarse con él para hacer frente a Raditz. Durante el combate tuvo que matar a Goku, que tenía inmovilizado al invasor, pero no se le vio especialmente contento por ello. Además, se hizo cargo del entrenamiento de su hijo Son Gohan.

La relación entre maestro y discípulo llegó a tal profundidad que Piccolo dio la vida por proteger al hijo de su antiguo enemigo, uno de los momentos más emotivos de Dragon Ball. Posteriormente, aunque no pudo seguir el ritmo de la escalada de poder de los supersaiyanos, demostró que era un aliado de gran valor, y siguió entrenando y hasta fusionándose con algunos de sus congéneres (primero Nail, luego Kami-sama (que de hecho era un regreso al cuerpo original)).

En definitiva, uno de los mejores personajes de la serie, que incluso cuando el nivel de los combates estaba muy por encima de sus capacidades siempre aportó algo, aunque fuera simplemente su sabiduría. Un personaje absolutamente imprescindible. ¿No pensáis lo mismo?


Escribe un comentario