El personaje: Mutenroshi, o Duende Tortuga

El personaje de hoy es conocido por cualquier lector, no sólo por la obra a la que pertenece, sino también por ser uno de sus personajes secundarios más interesantes y entrañables a pesar de los múltiples defectos que tiene. El maestro Mutenroshi, o Duende Tortuga, jugó un papel clave en los inicios de Dragon Ball al convertirse en el maestro de Goku, Krilín y posteriormente Yamcha, y al enseñarles (sobre todo al primero) la inolvidable técnica del kamehame-ha.

En la imagen lo vemos montado en el caparazón de su inseparable tortuga milenaria y con el fondo de su mítico islote con la también mítica casa en la que vive durante toda la serie, una casa que muchos personajes aprovecharon para vivir sin pagar alquiler durante varias etapas de su vida. Al maestro tampoco le importaba demasiado, al contrario, porque como toda persona mayor (y este señor es muy, pero que muy mayor, aunque no se llega a explicar exactamente por qué lleva siglos viviendo) le gusta la compañía de la gente joven.

Especialmente si se trata de mujeres, que son su debilidad y lo que le impide subir a la nube kinton. Mutenroshi es probablemente el personaje más salido/pervertido de la historia del manga, y siempre que puede aprovecha para mirar, tocar o planear cómo hará una de las otras dos cosas. Al avanzar la serie e ir perdiendo gradualmente su importancia como luchador nos dejará esos momentos humorísticos y erótico-festivos que lo caracterizan, marca de la casa.

Pero, como decíamos antes, fue un luchador muy importante, maestro de varios personajes de la serie, entre ellos también Son Gohan, el abuelo de Goku. Domina una larga lista de técnicas de artes marciales y es muy astuto, como demostró al presentarse en dos torneos de las artes marciales disfrazado de su alter ego Jackie Chun para evitar que sus prodigiosos alumnos ganaran y se les subiera el éxito a la cabeza. Y supo retirarse a tiempo cuando vio que ya no hacía falta. Eso sí, poco después de aquello vimos como daba la vida para proteger el planeta de la amenaza de Piccolo Daimaô, en el momento más dramático que protagonizó este inolvidable personaje.


Un comentario

  1.   Flavin X dijo

    Entraniable este viejujo verde…jajajajaj…adoro Dragon Ball!!!!

Escribe un comentario