El personaje: Lunch (Dragon Ball)

Hoy haremos un poco un homenaje a uno de los personajes más olvidados de Dragon Ball a pesar del jugo que se le podría haber seguido sacando incluso después de que Dragon Ball dejara de ser una serie humorística. Es Lunch, la chica a la que Goku y Krilín encontraron para que hiciera compañía al maestro Mutenroshi y, de paso, trabajara como sirvienta en la Kame House.

Cuando apareció por primera vez conocimos en realidad su cara más temible, la malvada, la de la ex atracadora en moto. Y es que resulta que Lunch se transformaba en una persona completamente diferente cada vez que estornudaba, con lo cual las apariencias de chica que además de tener un cuerpazo era dulce y atenta cambiaban de repente a las de una mujer igualmente atractiva pero con un tanta mala leche que incluso Goku le tenía miedo.

Era la Lunch “mala”, la rubia, la que mostraba modales más bien masculinos y rudos, sacaba sus metralletas y agujereaba todo lo que se le ponía por delante. Esos cambios de humor debidos a los estornudos eran la sal de los gags protagonizados por este personaje secundario abandonado, como tantos otros, por Toriyama. Y además de golpe: cuando empezó a mostrar interés por Ten Shin Han (y ya podía estar rubia y comportarse un poco al estar con sus amigos) le seguía en sus viajes, teóricamente, porque nunca se vio, y hasta ahí, porque en el manga desapareció del todo, aunque en el anime vimos algún que otro cameo suyo más adelante.

Parece ser que su desaparición, según palabras del mismo Toriyama, se debió a que se olvidó de ella y cuando la quiso recuperar ya no era tan buen momento, sobre todo para no crear confusión entre su estado enfadado-rubio y la cuestión de los supersaiyanos, lo cual no deja de ser una explicación rara típica del maestro, como tantas otras, pero no deja de ser factible. O eso parece. ¿A vosotros os gustaba? Mejor aún, ¿preferíais a la Lunch dulce o a la agresiva?


Escribe un comentario