El personaje: Kôsaku Hatanaka (The One Pound Gospel)

El personaje de hoy quizá sí necesitaba un poco de presentación en el título de esta entrada, y es que se trata de uno de los dos protagonistas de la pequeña joya de Rumiko Takahashi llamada The One Pound Gospel, una historia de amor y deporte que la Princesa del Manga fue haciendo avanzar en los pocos ratos libres que tenía mientras se publicaban sus obras más largas y conocidas, con el resultado de 4 volúmenes en… 20 años. Se trata de Kôsaku Hatanaka, un joven boxeador irresponsable pero enamorado como un loco… de la hermana Angela, nada más y nada menos que una monja.

En Japón el catolicismo es una religión bastante minoritaria, pero no inexistente, y en este precioso manga la maestra Takahashi presentaba una premisa de lo más curiosa, como es habitual en ella: Kôsaku Hatanaka es un boxeador amateur que intenta ganarse la vida como púgil profesional pero que siente una gran debilidad por la comida, cosa que le impide mantenerse en el peso que se le exige para su categoría. Por el camino se enamora de la hermana Angela, una novicia que por supuesto está casada con Dios y que sólo puede ofrecerle su amistad.

La monja no puede corresponder a los sentimientos del chico, pero lo apoya para que supere sus vicios y se convierta en un gran boxeador. Él, por su parte, cree que centrarse en el boxeo y portarse bien le hará ganar puntos con su amada Angela. Se trata de una de las obras de corte realista o costumbrista de la autora, pero no faltarán múltiples momentos cargados de humor y otros en los que dan ganas de pegarle una colleja a Hatanaka por ser tan tonto. Aun así, resulta inevitablemente entrañable.

¿Conseguirá Kôsaku sus objetivos deportivo y amoroso? ¿Qué será más fuerte: el amor o el compromiso religioso? Antes de que nadie se anime, recordad que los finales de las obras de Rumiko Takahashi casi nunca son convencionales. Son sólo 4 volúmenes, publicados por Glénat no hace tanto. Corred a por ellos, porque es una obra tan corta como magnífica.


Escribe un comentario