El personaje: Bulma

La protagonista de hoy es una de las grandes damas del manga, la primera chica que apareció en Dragon Ball, la que parecía destinada a convertirse en el amor de Goku cuando éste fuera mayor, la que añadía el fuerte toque picante a la gran cantidad de momentos humorísticos que tenía el legendario manga en sus inicios. La gran Bulma.

Bulma es quien lo lió todo. Ella encontró a Goku mientras buscaba las bolas de dragón y lo reclutó para que la protegiera durante el viaje. Aquella primera aventura tuvo como consecuencia la gran obra que conocemos como Dragon Ball, pero por desgracia el papel de la del pelo azul fue perdiendo importancia progresivamente hasta convertirse en una secundaria, siendo generosos.

La chica de Dragon Ball

No se había entrenado como artista marcial, no era extraterrestre, no tenía poderes, pero su inteligencia está por encima del resto de personajes. Hija de los creadores de la Capsule Corporation, es la inventora del radar para las bolas de dragón, es una crack de la tecnología y su mala uva sólo tenía rival en Chichi.

Pronto se convirtió en la novia de un Yamcha que pasó de tener pánico a las mujeres a revelarse como un mujeriego, y al final la perdió. Quien salió beneficiado de esta envenenada relación fue Vegeta, el padre de su hijo Trunks (y su hija Bra), una especie de John Connor que era la última esperanza de la Humanidad en su guerra futura contra los androides y a quien conoció como adulto antes de darle a luz, por paradójico que parezca. Sí, mirando en retrospectiva nadie tuvo un papel más importante que Bulma en la épica obra, pero la escalada de los acontecimientos la obligó a quedarse en un segundo (o tercer) plano.


Escribe un comentario