El personaje: Ataru Moroboshi

Hoy vamos a hablar de un personaje de Rumiko Takahashi que, quizá por la antigüedad de la obra que protagoniza, no es tan conocido como Ranma, Yûsaku Godai, Kôhaku Hatanaka o Inu-yasha, pero que como todos los personajes de la maestra es digno de analizar. Es el protagonista de Urusei Yatsura, más conocida en nuestro país como Lamu. Se trata del mítico Ataru Moroboshi.

Un auténtico “modelo a seguir”: estudiante de instituto, vago y mujeriego (aunque sin éxito) que un día se convierte en salvador involuntario de la Tierra al ganar a la bella extraterrestre Lamu en un juego que consiste en atraparla y tocarle los cuernos. Ataru lo consigue, pero lo que no sabe es que además de salvar el planeta se supone que acepta casarse con ella. ¿Y cuál es el problema?

Pues que Ataru sigue siendo un mujeriego y está interesado en todas las mujeres guapas… menos la que ya tiene garantizada, a la que no hace ningún caso. A medida que avanza la obra, publicada en 34 volúmenes entre 1978 y 1984 y con una serie de 195 episodios, además de OVA y películas, veremos que los sentimientos románticos de Ataru por Lamu se van haciendo cada vez más evidentes, pero durante casi todo el tiempo se muestra frustrado por no poder hacer el tonto como solía hacerlo, y es que Lamu, cuando se enfada con él, reacciona lanzándole descargas eléctricas.

También tiene poderes el primito volador de Lamu, el pequeño Ten, que escupe fuego al involuntario novio de su prima, con el que no se lleva nada bien. Ataru deberá lidiar en su día a día con estos dos personajes, que aunque parezca mentira son de los más normales dentro de una obra coral (como casi siempre en los manga de Takahashi) que se podría considerar la más alocada y humorística de las que ha creado la maestra.


Un comentario

  1.   Quique Moreno dijo

    gran serie

Escribe un comentario