El multiperspectivismo en la literatura actual

multiperspectivismo

Una novela bien contada puede tener muchas caras. En nuestros tiempos está muy de moda el multiperspectivismo, tanto en la literatura como en el cine y la televisión. Este recurso es usado constantemente en Once Upon a Time (televisión) y en Juego de Tronos (novela). A veces un personaje aparentemente secundario y poco relevante puede ser aún más interesante que el principal y esconder hermosos sentimientos e incluso el villano puede tener un pasado traumático.

Algunos escritores del siglo XIX como Benito Pérez Galdós tenían un imaginario de personajes que en algunas novelas eran meros personajes secundarios y en algunas otras eran los protagonistas, como sucede con Rosalía Pipaón, la protagonista de La de Bringas y personaje con tintes antagónicos en Tormento.

El mismo recurso lo han usado muchas novelistas de nuestros días como Johanna Lindsey, en sus novelas románticas, y otras autoras como Stephenie Meyer, que escribió unos relatos desde el punto de vista de Eduard Cullen, y Kiera Cass, que publicó también un relato desde el punto de vista del personaje masculino de la novela La selección (explicada en primera persona por la protagonista).

No obstante, a veces hay autores que deciden retomar un personaje olvidado de una novela o relato escrita por otro autor. Esto sucede en Penélope y las doce criadas de Margaret Atwood, Rhett Butler de Donald Mccaig, Viernes o los limbos del Pacífico de Michael Tournier, entre otros. El relato más destacable es la reinterpretación de uno de los personajes de Emma Zunz, el marinero, que aparece como un personaje casual al que Emma utiliza para lograr sus fines, un personaje bruto y grosero. Un cuentista retoma este personaje y escribe un relato en el que este se muestra enamorado de Emma e intenta encontrarla.


Escribe un comentario