El lado sangriento de Hemingway

Ernest Hemingway

Ernest Hemingway, además de uno de los mejores escritores que conozco, fue un destacado soldado en la lucha contra el fascismo y actuó en varios frentes, destacando sobre todo sus actuaciones en la Segunda Guerra Mundial en la que se dedicó a matar nazis sin ningún tipo de remordimiento.

El propio autor dejó confesiones como estas:

En una ocasión dijo: “He hecho el cálculo con mucho cuidado y puedo decir con precisión que he matado a 122 prisioneros alemanes. Uno de ellos era un joven soldado que intentaba huir en bicicleta y que tenía la edad de mi hijo Patrick (en torno a los 16). Le disparé por la espalda”.

También afirmó que: “Una vez maté a un kraut de los SS particularmente descarado. Cuando le advertí que lo mataría si no abandonaba sus propósitos de fuga el topo me respondió: <<Tú no me matarás porque tienes miedo de hacerlo y porque perteneces a una raza de bastardos degenerados. Y además sería una violación de la Convención de Ginebra>>. Te equivocas hermano, le dije. Y disparé tres veces apuntando a su estómago. Cuando cayó le disparé en la cabeza. El cerebro le salió por la boca o por la nariz, creo“.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Biblioteca Ignoria

Fuente – Curiosa Literatura


Un comentario

  1.   Luigi dijo

    De la herencia yanqui, no se salvan ni los grandes escritores….

Escribe un comentario