Inferno, su secretismo afecta a los traductores

inferno

A veces tienen más interés los extraños malabarismos que promueven las grandes editoriales que el contenido en sí mismo de sus propias publicaciones. Estos días con la difusión de Inferno de Dan Brown se ha informado de la extraña situación que han vivido los traductores de esta novela en Italia.

Es un hecho universalmente conocido que las novelas de Dan Brown mueven masas, levantan pasiones -tanto de forma positiva como negativa-, hablan acerca de temas polémicos, secretos, conspiraciones, la Iglesia, el Santo Grial, el papel de María Magdalena, Leonardo da Vinci y ahora en adelante habla de Dante Alighieri y su Divina comedia. En su última novela rescata al profesor Robert Langdon, personaje protagonista de sus anteriores obras, El código Da Vinci y Ángeles y demonios. Su nombre es Inferno y un infierno es el que habrán vivido los traductores durante estos últimos meses.

La prensa ha informado de que traductores de diferentes países -Alemania, España, Francia, Italia y Brasil- han estado trabajando con un secretismo, más propio de una importante misión del servicio secreto, en la traducción de Inferno. El lugar de los hechos fue un búnker del edificio de Mondadori en las afueras de Milán y las medidas de seguridad fueron extremas: un equipo completo de seguridad acompañaba a los traductores del hotel al búnker; es más, fueron requisados sus móviles y no se les permitió ningún tipo de contacto con el exterior. Trabajaron todos los días de la semana, es decir, domingos incluidos, hasta las nueve de la noche durante dos meses.

El objetivo fue indudablemente mantener al equipo alejado de la prensa y de cualquier tentación que pudiera tener con respecto a la difusión del contenido de una obra que vale millones. En España será lanzada el 16 de mayo y tendrá una tirada de un millón de ejemplares.

Más información – Dan Brown tiene el éxito seguro con su nuevo libro

Foto – “The hell” por Coppio di Marcovaldo (Dominio Público)

Fuente – El ‘inferno’ particular de los traductores de Dan Brown

 


Escribe un comentario