El incidente del Papa con la escritora infantil de temática gay

Papa Francisco

Si digo que cuando trabajé en Pekín tuve oportunidad de ver cómo en la biblioteca teníamos que censurar algunos libros, a nadie le sorprende. Es China, que se puede esperar de un país comunista y falto de libertades fundamentales como es poder elegir a tu presidente.

Sin embargo, la censura en Occidente pasa tan desapercibida que algunos creen erróneamente que no existe. Esta censura es el punto de origen del pequeño incidente entre Francesca Pardi, escritora infantil de temática gay, con el Papa Francisco.

Esta historia comenzó hace unos meses cuando en las bibliotecas escolares de la ciudad italiana de Venecia retiraron unas 50 obras por orden del nuevo alcalde de la ciudad, Luigi Brugnaro, aludiendo a que esos títulos no debían estar en las escuelas ya que aludían a la “ideología del género“, la cuál sostiene que el ser humano puede elegir su orientación sexual sin importar los rasgos físicos con los que nació. El Papa Francisco ya había tildado esta forma de pensar como “colonización ideológica”.

Los peligrosos libros objeto de censura no eran más que obras infantiles de temática gay, es decir, cuentos y novelas juveniles en las que se ven representadas familias homoparentales o se aborda el tema de la homosexualidad orientado a un público infantil.

Una de las autoras que se vio afectada por esta censura fue la Francesca Pardi, autora de libros como Pequeño huevo o Pequeña historia de una familia. ¿Por qué tienes dos madres?, en los que aborda la temática lésbica, gay y transgénero. Es además dueña de la editorial Lo Stampatello y ganó el prestigioso premio Andersen en 2012.

Cuando Pardi tuvo noticias de lo sucedido en Venecia, decidió enviar algunos de sus libros al Papa Francisco para que el pontífice pudiera comprobar que la “ideología del género” no está presente en ellos y que sus obras pretenden cambiar la forma de hablar sobre los diferentes tipos de familias para que los niños no discriminen a quienes tienen padres del mimos sexo.

En respuesta al envío de Francesca Pardi, el Vaticano respondió con una carta en la que dice que el Papa Francisco “está agradecido por el delicado gesto y los sentimientos que lo han sugerido“. Además, le “imparte la bendición apostólica a la familia de la escritora.

La carta ha causado gran revuelo ya que son muchos los que han visto en esas palabras la bendición del Papa a las familias homosexuales, ya que Francesca Pardi tiene cuatro hijos con su mujer.

Un pequeño incidente en el que intervienen muchas variables: la censura de libros, las intolerancias e incongruencias de la Iglesia Católica y los avances del colectivo LGTB.

Nosotros, como hablamos de literatura, nos quedamos con Francesca Pardi, su obra y la esperanza de que no tengamos que seguir hablando de censura en bibliotecas.


Escribe un comentario