El grito silencioso.

Kenzaburo Oé es de esos personajes cuya vida merece seguramente una crónica literaria, una película o lo que sea, un escritor que logró en 1994 el premio Nobel de Literatura y que a mi parecer tiene una exquisitez única para trasladar sus vivencias y transformarlas en matices, situaciones y personajes de su obra.

Marcado por el final de la Segunda Guerra Mundial y el austimo de su hijo ( hoy en día célebre concertista de piano) seguramente sin presuponerlo se ha convertido en la voz viva más de la literatura japonesa, reconocido en el mundo y en su tierra.

Para mí su obra más significativa sea el “Grito Silencioso“, un título sugerente para esta historia de dos hermanos Mitsusaburo y Takashi que unidos inician un viaje nada placentero hacia Shikoku donde no hacen otra cosa que poner en evidencia sus diferencias; Si Taka es el protagonista un tanto fustrado y acomplejado por el hecho de tener un hijo deficiente, Mitsu es el otro Oé , el antihéroe identificado por el antepasado revolucionario que les persigue.

Un libro de plenitud con un final apoteósico que consagró al autor y lo ha convertido en una de esas ” joyitas ” que descubrir cuando se anda falto de inspiración


Escribe un comentario