El ganador del premio Alfaguara de Novela 2008 es Antonio Orlando Rodríguez

2855941753-escritor-orlando-rodriguez-gana-premio-alfaguara-novela-2008.jpgLa obra galardonada con el Premio Alfaguara de Novela 2008 pertenece al escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez. La obra es un acercamiento a la persona de ‘Chiquita’, a modo de autobiografía, dictada en la vejez a un periodista que trata de cotejar verdad y exageración de cada peripecia. El autor del mismo ha sido dotado con 175.00 dólares (118.700 euros) y una escultura de Martín Chirino.

La novela refleja el drama artístico de una artista que no quiere resignarse a ser exhibida como un mero fenómeno de circo, ya que mide sólo 26 pulgadas. Es una novela de aventuras, acción y puro surrealismo. ‘Chiquita’ “es a la vez elegante y llena de vida, con una notable gracia narrativa y una imaginación sin descanso”, aseguró el jurado. La protagonista es la liliputiense cubana Espiridiona Cenda, bailarina y cantante de los teatros de variedades de principios del siglo XX que en su vida artística se llamaba “la muñeca viviente”.

Antonio Orlando Rodríguez nació en Ciego de Ávila aunque nacionalizado cubano, reside en Miami y estudió Periodismo en la Universidad de La Habana. También ha trabajado en proyectos de televisión, lectura y literatura infantil en Cuba, Costa Rica y la propia Colombia.

Es autor de libros infantiles y juveniles, con títulos como ‘Cuando La Habana era chiquita’, ‘El Sueño’, ‘Concierto para escalera y orquesta’ o ‘Mi bicicleta es un hada y otros secretos por el estilo’, Orlando también ha desarrollado su faceta como escritor en el campo de la investigación de la literatura infantil.

En definitiva, una suerte de biografía imaginaria de un personaje real, en la que no faltan las aventuras, el trasfondo histórico, y la farsa y el humor para aproximarse a un personaje inteligente que se propuso triunfar en la vida a pesar de medir 26 pulgadas.

A este premio se han presentado un total de 511 originales procedentes de España y de varios países hispanoamericanos.


Escribe un comentario