El escritor Roberto Vecchioni publica “El librero de Selinunte”

3326057960-escritor-roberto-vecchioni-publica-espana-librero-selinunte-fabula-amor-lectura.jpg

Roberto Vecchioni es un cantautor y escritor italiano nacido en Milán el 25 de junio de 1943. Es profesor de latín y griego en secundaria y tiene ya más de cuarenta años como músico a sus espaldas, en los cuales ha compuesto piezas para conocidos cantantes ( como Ornella Vanoni, Mina, Iva Zanicchi o Gigliola Cinquetti).

El escritor italiano publica en España su sexta novela, ‘El librero de Selinunte’ (Gadir). El autor confesó en su presentación que, para él, “éste es uno de sus libros más importantes” porque refleja lo que piensa de la vida y lo que cree que le da sentido. Definió el libro como “una fábula sobre el amor a la lectura y a la buena literatura“.

El autor dijo que se siente especialmente identificado con la relación, ya que es muy conocido por su faceta de compositor.

La historia gira en torno a la amistad que surge entre un joven y un viejo librero vilipendiado en una ciudad griega. El niño será el único espectador de las lecturas que el librero realiza en voz alta de los clásicos que todo el mundo en el pueblo ignora.

“Si yo tuviese que hacer como el librero y tirar algo esencial al mar para rescatarlo, eso sería el ser humano y su capacidad para aceptar la realidad, incluso el dolor, algo que sólo puede hacer por amor a los demás”, sentenció.

“La novela es un canto y una defensa ante un mundo que está perdiendo el sentido de la belleza, porque se está olvidando del humanismo”. Pero, para el escritor, es, sobre todo, “un mensaje de esperanza”. “Aunque parezca tener un tono melancólico, éste es sólo el punto de partida para superarlo -dijo-, ya que uno no puede escribir si no ama a la vida y a las personas”.

El librero de Vecchioni rescata la idea de que las cosas no son lo que aparentan y de que lo que es bello no siempre se muestra así. Entre sus referentes literarios Vecchioni señaló a Tolstoi, Pessoa (del que se ha hecho una copia exacta de sus gafas) o Rimbaud.


Escribe un comentario