El arte de leer bien

chica-leyendo1

Algunos pensarán que leer lo puede hacer todo aquel que haya estudiado y haya aprendido; que es pan comido, que sólo basta con ir mencionando palabra por palabra (para uno mismo o en voz alta) y listo. ¡Pero que equivocados están!

El arte de leer bien va por otros cauces… Leer bien es otra cosa:

  • Leer significa ante todo comprender lo que se lee, analizar cada palabra y cada frase y saber qué se nos está diciendo.
  • Leer bien es alegrarse porque se entiende todo, porque con los años de lectura nuestro vocabulario ha ido aumentando; y también es darse cuenta de que aún nos quedan palabras por descubrir, y por tanto, definiciones nuevas que buscar en el diccionario RAE.
  • Leer bien es sentir lo que el narrador siente o lo que el personaje vive en cada página, en cada capítulo…
  • Leer bien es ser capaz de transmitir a tu hijo, a tu hija, tu pasión por la lectura
  • Leer bien es conseguir que un no lector, se vuelva adicto a los libros gracias a tu ejemplo.

En mi opinión, leer bien es engancharse tanto a un libro que hasta para ir al wc lo llevas contigo. Porque, ¿quién es capaz de decirme que nunca ha leído sentando en el gran trono? Desde pequeña, los botes de geles y champús, después cuando el acné hizo su aparición las revistas de adolescentes en las que venían más imágenes que textos (cada uno las suyas); cuando vas echando algo más de sesera, el periódico, al menos, la sección de cultura y eventos… Y por último, el libro al que se esté enganchado en ese momento. ¿O no es así y yo he vivido en una realidad paralela?

Leer bien es no dejar de leer clásicos, por mucho tiempo que pase; leer bien es no cerrarse en banda a la nueva literatura emergente, y descubrir a nuevas autores, a nuevos poetas, a nuevos novelistas; leer bien es llevar el libro en el bolso, en la cartera, en la mochila, para aprovechar cualquier ratito libre, entre reunión y reunión, entre clase y clase, para leerlo; leer bien es comprar literatura, para que el libro no muera, pero también es visitar las bibliotecas para que estas no se estanquen; leer bien es querer ser cada día un poquito más sabio.


Categorías

Varios

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones, entre ellas la lectura. Agradezco un buen clásico pero tampoco me cierro... Ver perfil ›

8 comentarios

  1.   alberto dijo

    Yo no sé si tú sabes leer bien o no. Pero tengo algo más claro que escribir te cuesta un poquito más, “porque, ¿quién es capaz de decirme que no ha leído nunca sentado en el gran trono?”

    1.    Carmen Guillén dijo

      Gracias Alberto por la corrección. Yo también tengo algo claro de usted gracias a su comentario: encasilla a las personas a la primera de cambio. ¿Cómo humano que es nunca se equivoca? 🙂

      Por cierto, texto corregido. Gracias de nuevo 😉

  2.   Laura dijo

    Buenísimo Carmen tu artículo!!
    A mi me sucede que mientras voy al trabajo estoy pensando en lo que leí la noche anterior y así sigo enganchacha y desesperada por volver al libro….no se si es leer bien pero que bueno está LEER!!!

    1.    Carmen Guillén dijo

      Gracias Laura… Si estás tan enganchada hasta ese punto que comentas, definitivamente, LEER ES BUENÍSIMO! 😀 Felices lecturas para ti!

  3.   Sergio Cardell dijo

    Me gusto tu artículo Carmen, incluyendo el comentario del gran trono jejejejejje, me agrada que contemples la parte propia del lector de engancharse y meterse en los personajes y de leer clásicos pero no cerrarse a lo nuevo, y la parte de socializar con otros esa gran pasión que indudablemente te hace crecer como persona, saludos.

    1.    Carmen Guillén dijo

      Hola Sergio! Mil gracias! Me alegra saber que lo que os escribo en estos artículos a los que tanto cariño les pongo, os guste. Creo que la gente normalmente tiende a cerrarse mucho a la literatura nueva y eso no es bueno. Y lo de socializar con otros lectores, hace de la literatura una fuente más rica de sabiduría aún si cabe. No hay nada mejor como compartir opiniones y hacer debates literarios sobre un libro. Un saludo y gracias por pasarte! 😉

  4.   Pau La dijo

    En una de esas rachas de lectura ininterrumpida, atrapada totalmente en la trama y casi viviendo en ese mundo paralelo, deje la lectura para ir a buscar algo q comer a la heladera…..lo tome, comì y me volvi apurada al libro.Angustia es poco para describir mi desazon, porque me pase horas buscandolo desesperada por toda la casa…..preguntando a mi familia si lo habian visto, levantando colchas y almohadas, arrodillada por si lo veia abajo de la cama, inclusive el baño visite varias veces repitiendo el ritual ridiculo de mirar hasta detras de la cortina! Tarde en llegar a la resignacion, me negaba a creer q se habia esfumado, porque yo todavia estaba viviendo en el relato, era mas real lo que venia viviendo en sus paginas que las paredes de mi casa!!
    Lo dulce me da consuelo y con desgano abri la heladera para cortarme una rodaja de dulce de membrillo, que estaba junto al libro!!!!
    Alguna vez guardaron su libro en la heladera por horas?

  5.   Ivan Medeiros dijo

    Boa tarde,gostei do texto. Muito bom. Posso comentar em português?
    Buenas tarde! Me gusta lo texto. Mui bueno. Perdoame no espanhol.Estoy a aprender lo

Escribe un comentario