El anuncio del nuevo DCU no hace que las ventas mejoren

Parece que si el plan de la DC era una maniobra con la que aumentar las ventas como consecuencia de una revolución en practicamente todas sus colecciones, la cosa no ha ido muy bien que digamos. De hecho no ha ido siquiera bien, porque las cifras que recoge Diamond en el pasado mes de julio no reflejan que los pedidos hayan aumentado a consecuencia del anuncio. En comparación con el mes de junio se redujeron los pedidos en un 4,59%, e incluso están un 0,52% por debajo que en julio del año pasado.

Además, han tenido que ver como la eterna competencia colocaba a tres de sus lanzamientos en los tres primeros puestos de ventas: Amazing Spider-Man #666 (el más vendido con diferencia, cosa que sigo sin comprender, a pesar de buen hacer de Slott y Casselli), el relanzamiento del Capitán América (aprovechando el estreno de la película), y Fear Itself #4 (otro macroevento con efecto gaseosa). El título más vendido de la DC precisamente la contrapartida a Fear Itself (o viceversa como se quiera ver): Flashpoint #3. En cuanto a las novelas gráficas más vendidas la más vendida con diferencia ha sido la segunda entrega de The League of Extraordinary Gentlemen III: Century: 1969, que como dije hace poco edita Top Shelf.

Habrá que ver si cuando empiecen a funcionar todas al únisono la cosa cambia, o todo se queda en una maniobra fútil que ha hecho más ruido que producir nueces.


Escribe un comentario