El 23% de los libros que se publican en España son digitales

El 23% de los libros que se publican en España son digitales

Según datos de la Federación de Gremios de Editores (FGEE), el 23% de los libros que se publican en España están en formato digital. Además, la facturación en el sector de los ebooks sube un 8%, alcanzando los 80,26 millones de euros. Frente a este dato, encontramos que la facturación de venta de libros en papel ha descendido un 9,7% en España.

Otro dato que resulta de interés se refiere a que los lectores que prefieren los ebooks incrementan la cantidad de libros que leen de media. Así, un informe publicado por la consultora Mintel sobre el mercado de libros, recoge que entre los motivos están el menor precio de los ebooks frente al aumento de los precios de los libros tradicionales, y la comodidad de tener varios en un mismo dispositivo. 

Según el último informe presentado por la Federación de Gremios de Editores, Análisis del Comercio del Libro, la venta de libros acumula una caída del 19% en los últimos diez años, un hecho que se relaciona con la proliferación de tablets, smartphones y apps.

Por otra parte, en la actualidad uno de cada tres lectores opta por leer libros digitales, según recogía el Informe de la Sociedad de la Información en España 2014 editado por la Fundación Telefónica. Por eso, Carlos Martínez, CEO de IMF Business School y Director del Máster en Tecnología Educativa, afirmaba que “los libros digitales ganan terreno al libro tradicional en papel”.

En concreto, los dos primeros cuatrimestres de 2014, se facturaron 398,6 millones de euros en ventas de libros, un 6,6 por ciento menos con respecto al 2013 cuando se facturaron hasta 427 millones, datos del Barómetro de ventas de las librerías independientes de España, realizado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libretos (CEGAL) con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Y tú, ¿qué soporte prefieres?

Yo no me decanto por ninguno de los dos, porque ambos me resultan muy útiles. De hecho, leo los libros de dos en dos, uno en papel y otro en digital. Pero esto es por un motivo práctico, porque los libros en papel ocupan mucho espacio en mi bolso o mochila, y el móvil lo llevo siempre en encima (no me queda otra). Así, cuando estoy en casa, devoro el libro en papel al que le haya llegado la hora. Y la lectura que tengo en el móvil es la que me alivia las colas de espera, los ratos muertos en la calle y otros momentos que me regala el día. Eso sí, yo soy de las de servicio de suscripción, que todo hay que decirlo.

Podría leerlo todo el digital, pero no es lo mismo. No es que piense que el papel el mejor, simplemente que la experiencia no es la misma.

Y tú, ¿qué opinas?


Escribe un comentario