¿Donde está Benito Pérez Galdós?

foto-galdos

Retrato de Benito Pérez Galdós.

Los que tengan hijos entre 13 y 17 años se habrán dado cuenta que Benito Pérez Galdós ha desaparecido del curriculum escolar. Los alumnos ya no estudian su obra en la asignatura de literatura y su nombre, en el mejor de los casos, simplemente aparece un una lista de escritores importantes.

Algo que choca con un pasado no tan pasado de nuestra historia educativa. Hubo un tiempo en el que todos los alumnos leían por ejemplo  alguno de los libros pertenecientes a los “Episodios nacionales”.

El aspirante a  premio nobel de la literatura no solo plasmó en su obra una crónica maravillosa de unos hechos pasados sino que, con un estilo literario cervantino y perfecto , creo unas novelas realistas dignas de colocarlo entre los tres mejores escritores de la historia  de lengua española.

De todas formas, ya nadie lee sus libros. En mi opinión, esta circunstancia deriva de un intento de evolución educativa hacía una modernidad curricular. Modernidad esta,  alejada del contenido lectivo anteriormente desarrollado en las escuelas.

Esta reforma, necesaria y positiva en muchos aspectos debido a la evolución de nuestra sociedad, ha cometido el  terrible atentado de obviar a Pérez Galdós. Ignorándolo  debido a la  absurda concepción de su obra como algo anclado en el pasado o, aún peor, algo nacionalista cercano al fascismo.

Y digo esto último con conocimiento de causa ya que, en más de una ocasión,  muchos “ilustres” individuos me han formulado tal desdichada teoría basándose en que, durante los años del franquismo, los “episodios nacionales”  si que aparecían  entre el temario de los alumnos y su estudio era prácticamente obligatorio.

De esta manera y como pasa con muchos capítulos de la historia, se está negando a los jóvenes de este país la existencia de un escritor maravilloso y de una obra literaria única. Incrementando, de esta manera, la ignorancia de nuestra sociedad y el olvido de todo lo que merece ser respetado y valorado.

Así bien, tristemente, Benito Pérez Galdós depende del profesor incomprendido, arrogante y  desarmado que, en un acto de locura sin precedentes,  decide pasarse por donde le viene en gana el temario de turno y, a modo de paladín de la literatura, se enfrenta a lo absurdo ofreciendo a sus alumnos el libro  “Gerona”, “Trafalgar”, “Zaragoza”, “Miau” o la obra maestra titulada  “Fortunata y Jacinta”.

Sorprendentemente, esta es  la única posibilidad de que en España se estudie al escritor canario. En definitiva,  un desatino que bajo mi parecer refleja, junto a muchos otros aspectos, el problema que presenta este país en cuestión educativa.

 

 


Categorías

Escritores

Alex Martinez

Nací en Barcelona justo el último mes de la década de los 80. Me gradué en Pedagogía por la UNED, haciendo de la educación mi forma de vida... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Abby dijo

    Galdós nunca ganó el Nobel.

    1.    Alex Martinez dijo

      Es verdad, ahora recuerdo que fue propuesto para ello pero finalmente no lo recibió. Gracias por el dato. De todas formas, razones no faltarían para que tuviese uno jeje

Escribe un comentario