Doble ración de litigios comiqueros

Durante la semana pasada se produjeron dos noticias relacionadas con pleitos o litigios (como no estoy ducho en vocabulario leguleyo que me perdonen los que sí) que sin duda sorprenden cada una con lo suyo.

La primera la verdad es que no me la esperaba y se ve que tras la cortina cuecen siempre más habas de las que creemos. El caso es que Tony Moore ha demandado a Robert Kirkman para que le de la mitad de los beneficios generados por la franquicia de Los Muertos Vivientes. Hay que recordar al que no lo sepa, que Moore es cocreador de la serie y fue el encargado de hacer los primeros números hasta la llegada de Charlie Adlard. El caso es que ahora se dice que Kirkman engaño (habrá que ver lo que esconde este término ojo) al dibujante (y amigo desde niños manda huevos) para que le cediera los derechos de la serie en su totalidad. Esto no pinta que vaya a acabar bien la verdad.

La segunda es la típica historia del autor y su lucha quijotesca contra la gran editorial, en este caso la Marvel… pero vuelta al revés. Es decir, que es la Marvel la que encima que no ha reconocido los derechos de Gary Friedrich como cocreador de Motorista Fantasma, ahora lo demanda por una cantidad de 17.000 dolares, según ellos, por vender y distribuir objetos relacionados con dicho personaje. Dicha cantidad es más de lo que Friedrich tiene, y ya hay algunos autores como Neal Adams que se han manifestado publicamente a ayudarle, animando al resto a que lo hagan de la misma manera.


Escribe un comentario