“Diario de un seductor”, el cálculo milimétrico al servicio de la conquista…

Portada de "Diario de un seductor"

“Diario de un seductor” de Soren Kierkegaard, es a la par el relato de las artes de seducción de un maestro del cálculo milimétrico al que pocos podrían igualar en frialdad y las confesiones de un enfermo, que manipula todo a su alrededor en busca de placer sin importarle los sentimientos de la persona a la que trata de conquistar.

De hecho, la obra en sí es un diario, el del propio protagonista, Johaness, en el que cuenta como se las apaña para hacer caer en sus redes a la joven Cordelia, mediante triquiñuelas que no escatiman en esfuerzos y que pasan por el arte epistolar, con varias cartitas a su querida muchacha, el uso de terceros para enseñar a la joven e ir preparándola o el deslumbramiento de familiares cercanos para que éstos influyan positivamente en favor de la relación que busca.

Johannes, del que se dice que puede ser incluso un trasunto del propio Kierkegaard, no se limita además a una sola presa, sino que por el camino del largo proceso que constituye esta conquista, tiene ojos para otras y tiempo para hablar de ello en su diario, en el que se muestra que disfruta enormemente con tanto plan y tanta manipulación, suertes ambas en las que sin duda es un maestro.

Más información – Novelas en Actualidad Literatura

Foto – Aquileana


Escribe un comentario