Día de las Bibliotecas: campaña #mibibliotecafavorita

Biblioteca Nacional de España
Mañana día 24 de octubre se celebra el Día de las Bibliotecas. Cierto es que en una biblioteca no todo es literatura y que a menudo se nos olvida esa enorme sección clasificada con números que componen el fondo de no ficción. Aún así, es la institución cultural que lleva a la literatura por bandera.

También es cierto que pensamos en una biblioteca como en un edificio lleno de libros en el que hay que guardar silencio y lleno de un montón de normas. Por suerte esto ya está cambiando y las bibliotecas se están convirtiendo en centros vivos de referencia para la comunidad donde se organizan muchas actividades y eventos.

Los recortes las están ahogando. Todo lo público está ahogado, pero la biblioteca siempre es el eslabón más débil de todos los servicios públicos, supongo que por la tendencia de los políticos a pensar que la cultura es algo exclusivo para los tiempos de bonanza y que en momentos de crisis es inútil mantener.

Si sigo por aquí se me va a notar demasiado el plumero de que mi profesión es esta, bibliotecaria, pero en lugar de quejarme y de contaros lo que muchos ya habréis notado en vuestras bibliotecas (menos personal, peores servicios, ausencia de novedades bibliográficas, ausencia de programas de lecturas, ausencia de actividades infantiles, etc…) os voy a hablar de una bonita iniciativa del Observatorio de la Lectura y el Libro.

La campaña #mibibliotecafavorita es una iniciativa que se desarrollará desde el 24 al 31 de octubre y consiste en que la gente envíe tuits diciendo cuál es su biblioteca preferida y por qué. Entre todos los mensajes recibidos se sorteará un lote de libros.

Para participar tenéis que escribir un tuit a @observalibro con la etiqueta #mibibliotecafavorita y en él decir el nombre, la localidad donde se encuentra la biblitoteca y por qué os gusta.

Además de esta iniciativa, seguro que la mayoría de bibliotecas harán alguna actividad para conmemorar este día. Así que ya sabéis, mañana viernes pasaros por vuestra biblioteca y, si no hay ninguna actividad porque los recortes no permiten muchas celebraciones, al menos sacad un libro en préstamo.

El éxito de una biblioteca se mide precisamente en eso, en la cantidad de gente que se lleva material a casa.


Escribe un comentario