Descubriendo “Abbie”, la primera novela de Sergi Escudero

Descubriendo "Abbie", la primera novela de Sergi Escudero

Hace unos días se puso en contacto conmigo Sergi Escudero, un joven periodista barcelonés, para presentarme su primera novela, Abbie, publicada en Ediciones Alfar y que vio la luz el pasado mes de mayo.

En cuanto leí la sinopsis de Abbie me quedé con mucha curiosidad y ganas de leer la novela. Y el primer capítulo, puede leerse online, me dejó un estupendo sabor de boca. Próximamente compartiré con todos vosotros una reseña en condiciones, cuando lo termine de leer, pero creo que merece la pena ir abriendo boca. 

Abbie es una descripción de la sociedad actual, llena de intereses oscuros e ilegalidades en la sombra del poder, una crítica a los medios de comunicación y una reflexión sobre la Barcelona actual. Así se presenta esta novela corta, que empieza cuando Jordi Romero, un camionero retirado, decide abrir un bar en la Barceloneta para pasar de la mejor manera posible la última etapa de su vida. El nombre del bar es el que da título a esta historia. El Abbie es un bar que reúne a diferentes tipos de personas, y en el que ocurre un poco de todo (lo que es un bar de los de toda la vida, de esos que parece que cada vez quedan menos). Una de esas personas que pasan por el Abbie es un joven periodista de esos que las pasan canutas pero que un día recibe unos correos anónimos que lo cambian todo.

Así comienza “Abbie”

El Abbie era la antesala de mi muerte. Los humanos pretendemos maquillar nuestra vida cuando sabemos que el final se encuentra cerca, mandándote un aliento apestoso y caliente. Algunos deciden llamar a unas putas, otros cambiar de nombre para empezar una vida igual de miserable que la anterior y unos últimos quedarse esperando en el sofá como quien decide abandonar antes de tiempo, cuando nada ha comenzado aún. Es bien conocido que nadie llega indemne al umbral de la puerta de la casa de la guadaña. Todos recibimos unos cuantos puñetazos metafóricos que nos dejan sangrando por la boca en calles abandonadas al drama del devenir. Pero la gracia está en aguantar esos golpes y en hacer que parezca que nada ha sucedido y que has sido un triunfador, aunque lo hayas perdido todo irremediablemente.

Puedes seguir leyendo el primer capítulo de Abbie aquí.

¿Quieres más? Puedes comprar Abbie aquí.


Escribe un comentario