Del videojuego al manga: Super Mario

Super Mario, el fontanero italoamericano aparecido por primera vez en el Donkey Kong de 1981, es el personaje de videojuego más conocido y popular de todos los tiempos. Los títulos que lleva protagonizando 30 años han sido siempre superventas y auténticos ejemplos de cómo deben hacerse los videojuegos, y han influido en decenas y decenas de creadores. Un personaje de esta envergadura es, lógicamente, inspiración para incalculables cantidades de merchandising, y entre otros productos tenemos cómics y animación.

El manga protagonizado por Super Mario

En 1989 protagonizó una serie de dibujos de 65 episodios que aquí pudimos ver en Telecinco años después, pero al ser de producción estadounidense no se puede considerar anime. Lo que sí es claramente japonés es el manga Super Mario-kun, en publicación desde 1990 y con 42 volúmenes recopilados por el momento. No es el único cómic basado en el mundo de Mario, ni muchísimo menos, pero sí el más conocido (aunque inédito fuera de Japón).

Obra de Yukio Sawada, es un manga del género kodomo (“niño” en japonés), que está orientado al público infantil y se publica mensualmente en la revista CoroCoro Comic. Su lanzamiento coincidió con el de la Super Nintendo y el de su juego estrella, el Super Mario World (que sería el Super Mario Bros. 4), y es por eso que argumentalmente el manga empieza en ese videojuego. Desde ahí, a lo largo de los años, ha repasado casi todas las apariciones del lampista bigotudo y sus amigos y enemigos, coincidiendo con cada nuevo juego.

El tono de la serie es, como cabe esperar, humorístico y desenfadado, y decir que adapta los videojuegos quizá es exagerado, pues lo hace de forma muy ligera y creando multitud de gags y momentos divertidos salidos de la mente del autor. Eso sí, para un adulto puede resultar demasiado… infantil.


Escribe un comentario