Del manga al videojuego: Berserk

No cabe duda de que Berserk es uno de los manga más populares entre el público español, a pesar de que la historia de su edición en castellano ha estado llena de baches y problemas, el último de los cuales la desaparición oficial de la editorial que se encargaba de ello, Mangaline Ediciones. Habíamos hablado de su regreso en Japón tras una larga pausa por parte de su autor, Kentarô Miura, y hoy toca hablar de los videojuegos de los que ha sido objeto este violento y trepidante manga de temática pseudo-medieval.

El primero de ellos fue Berserk: Gut’s Rage, para Dreamcast, y salió en 1999. Como cabía esperar, es un beat’em up, un juego de acción y lucha en el que controlamos a Gatsu y debemos enfrentarnos a interminables hordas de enemigos, y por supuesto podemos y debemos hacerlos picadillo con su enorme espada. Lo mejor es que, al contrario de lo que suele pasar con los videojuegos basados en manga y/o anime, este título recibió muy buenas críticas por parte de la prensa especializada y del público. Mentira: lo mejor es que salió también en Europa, aunque en 2001, así que podemos hacernos con él y jugarlo en nuestras Dreamcast PAL.

Cinco años más tarde, en 2004, llegaría Berserk: Sennen Teikoku no Taka Hen Seima Senki no Shô, para Playstation 2 y lógicamente (por el paso del tiempo) con mejores gráficos y más extenso. Este título adapta los tomos 22 a 27 del manga, concretamente la saga del Halcón Milenario, y parece que entre el público gustó todavía más, pero sorprendentemente en esta ocasión no salió del País del Sol Naciente.


Escribe un comentario