Del manga a la gran pantalla: Cutey Honey

Si mencionamos el nombre de Gô Nagai puede que no despertemos demasiadas reacciones, pero si añadimos que es el autor de Mazinger Z la cosa cambia. Sin duda, fue su obra más popular y sigue siendo objeto de culto y remakes, pero en su bibliografía encontramos otros trabajos, entre los cuales Cutey Honey.

Esta obra, típicamente setentera, se publicó en forma de varias versiones manga, la primera casi simultáneamente a la emisión de una serie de anime de 25 episodios con el mismo nombre, algo más suave (y aun así tiene bastantes momentos de soft hentai) pero con el mismo concepto: tras el asesinato de su padre, la joven Honey Kisaragi descubre que en realidad es un androide creado por el que hasta entonces creía su padre biológico, y con sus poderes planea llevar a cabo la previsible venganza contra aquellos que le arrebataron a su creador.

La versión cinematográfica de 2004

Además de la mencionada serie, tuvo varios OVA y muchas versiones manga, con distinto grado de participación del maestro Nagai pero siempre con pocos volúmenes. En 2004, además, la productora Gainax (Evangelion) llevó a cabo la película de imagen real que nos ocupa.

La dirigía el mismísimo Hideaki Anno y la protagonista era interpretada por la popular (en Japón) modelo y actriz Eriko Satô. El filme muestra una estética más bien hortera, con unos efectos digitales pobres y con un tono más parecido a la serie que al manga original, características que no ayudaron a que fuera bien recibido por la crítica. Quizá era de esperar, porque no todas las historias se pueden trasladar al cine de imagen real con garantías, y Cutey Honey parece un buen ejemplo de ello.


Escribe un comentario