Death Vigil de Stjepan Sejic

Death Vigil

Death Vigil de Stjepan Sejic.

El dibujante croata Stjepan Sejic se ha hecho con un nombre en la industria del cómic USA merced a su buena labor sobre todo en Top Cow, con series como Artifacts y Witchblade. Pero parece que lejos de acomodarse, Sejic quiere afrontar nuevos retos incluso ejerciendo de creador completo, escribiendo sus propias historias. De ese acto de inconformismo es de donde nace Death Vigil, una serie que echa a andar esta semana más allá del charco, con el sello de Image Comics. Death Vigil es la historia de un hombre llamado Sam, recientemente fallecido, que ha de ponerse al servicio de un ejército cada vez menor de portadores de la muerte que luchan contra una fuerza todopoderosa conocido como el Enemigo. El propio Sejic habla de Death Vigil como una serie de equipo al estilo de los X-Men, donde hay diferentes personajes con habilidades muy concretas que han de ser canalizadas y guiadas por un mentor.

Entre estos personajes, el protagonista es Sam, conocido una vez muerto como The Digger (El Excavador), un hombre que en vida era un don nadie, sin grandes aspiraciones y que en cambio una vez unido a los Death Vigil cambia su forma de ser por la de un tipo locuaz. También está Bernadette, conocida como The Reaper (La Segadora) que ejerce de líder pero que no recuerda desde hace cuanto está funcionando esta especie de escuadrón que lucha contra nigromantes y monstruos. Aunque predomine la acción, Sejic promete también mucho humor al estilo de la Buffy de Joss Whedon (hace poco hablamos del mismo referente para Wayward). Además de escribir el guión y asumir por completo el dibujo y la tinta, el artista croata también se ha encargado del color y de la rotulación, haciendo de hombre orquesta a un ritmo que según él, en un día lento, consigue sacar adelante dos páginas completas… ¡en un día lento! Veremos si la serie tiene buena acogida y con ello la deseada continuidad para que los personajes y la historia tengan un margen de calar entre el público.


Escribe un comentario